2015, un año desfavorable para la economía mundial

El 2015 ha sido un año con muy malas noticias en materia de economía en todo el mundo. La desaceleración económica ha afectado incluso a los grandes países líderes. China, que domina la escena económica mundial, ha sido tan afectada que ha contagiado otros países y otras economías, por tal razón es que en tema de productos y materias primas los precios han bajado considerablemente. Tanta es la preocupación de estos países que una de las conclusiones a las que han llegado es hacer un cambio o transformación de sus modelos económicos.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por ABC.es

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “La economía entra en aguas turbulentas” de la fuente ABC.es.

 La economía entra en aguas turbulentas

La economía mundial entra en aguas turbulentas. El crecimiento económico mundial ha sido decepcionante en 2015, arrastrado por las turbulencias en los mercados emergentes. Las previsiones para 2016 no son muy diferentes. Con unos mercados emergentes bajo presión, el crecimiento global seguirá muy por debajo de su promedio histórico. El comercio global también muestra una significativa debilidad que tendrá un impacto directo en las condiciones de riesgo comercial que afrontan las empresas exportadoras.

China domina la escena económica mundial. El principal riesgo que afrontará la economía en 2016 es la incertidumbre en el crecimiento de este mercado. Un deterioro significativo en la desaceleración que ya presenta la economía asiática generaría un contagio sobre el resto del mundo a través de los canales globales de comercio de bienes y servicios y materias primas. El último Economic Outlook distribuido por la aseguradora de crédito califica de moderada la probabilidad de este escenario y le otorga un alto nivel de impacto.

El segundo riesgo más relevante de 2016 se refiere a las turbulencias en los mercados emergentes que seguirían a un crecimiento de los tipos de interés en Estados Unidos. El cambio en la política monetaria de la economía norteamericana podría dar lugar a la salida de capitales de los emergentes, la volatilidad de moneda y problemas con la deuda corporativa en moneda extranjera. El informe califica de moderada la probabilidad de este escenario y le otorga un moderado/alto nivel de impacto.

Las economías avanzadas muestran un buen comportamiento. La eurozona ha dejado atrás la crisis del euro mientras se fortalece la recuperación. Todos los Estados miembros crecen y se espera que mejoren aún más en 2016, impulsados por la solidez de la demanda interna. No obstante el desempleo sigue siendo elevado y el crecimiento económico lento. Estados Unidos y Reino Unido muestran un crecimiento más intenso y se espera que lo mantengan en 2016.

 Las condiciones de los mercados emergentes se han deteriorado significativamente. Tres factores explican ese cambio: la caída de los precios de las materias primas, que están perjudicando a los exportadores de productos básicos; la desaceleración económica China, que ya está afectando negativamente a sus socios comerciales y los flujos de capital; y las expectativas de cambio en la política monetaria de Estados Unidos, que están modificando ya la política de inversiones en los mercados emergentes.

 En este entorno, Crédito y Caución prevé que los niveles de insolvencias se mantengan en 2016 relativamente altos en la zona euro y comiencen a deteriorarse notablemente en muchos mercados emergentes. En 2015, las insolvencias han aumentado en mercados clave para la exportación española como Francia o Portugal. Entre los BRIC, las insolvencias solo caerán en India.

 

audio-10

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *