5 estrategias para fortalecer la identidad de tu empresa

Una empresa se integra por varios tipos de personas que participan directa o indirectamente de sus actividades. Existe una pluralidad de culturas, costumbres, nacionalidades y tradiciones entre los grupos que forman parte de ella y que se relacionan entre sí. La estima, el liderazgo, la credibilidad, el prestigio, la permanencia y la sustentabilidad de una empresa, dependerá mucho de que tan afianzada tenga su identidad corporativa, es decir, que tanto se reconocen los orígenes y características de los grupos y personas que participan activamente.

Al fortalecer la identidad de la empresa, se adquiere un sentimiento de pertenencia y colaboración que se traduce en un incremento de la productividad, calidad y competitividad, para lo anterior puedes aplicar las siguientes estrategias:

1. Identificar a los participantes

¿Cuáles son los grupos que integran la corporación? Aquellos que participan directa o indirectamente, como los accionistas, los inversionistas, los cuerpos directivos y consejeros, los empleados, los clientes, los proveedores, la sociedad civil y la administración pública.

2. Difundir el origen corporativo

Realizarlo través de la historia de la creación de la empresa, ¿Cómo surgió la idea del producto o servicio ofrecido? Identificar a las personas que la constituyeron, las aportaciones proyectadas en la época y las limitaciones con que contaban en ese momento ¿Cuál ha sido la evolución de la empresa? y hacer partícipes a los grupos integrantes de este conocimiento.

3. Participar de los hechos históricos

¿Cuáles son los acontecimientos más relevantes que marcaron la identidad de los grupos que constituyen la corporación? Aquellos que estuvieron presentes en su país y ciudad de origen y que han sido constructores de su cultura, principios y valores, reconociendo las fechas importantes al darles difusión para su conocimiento y celebración.

4. Reconocer el entorno económico

Es importante identificar los indicadores económicos que señalan la situación actual de los integrantes y participantes de la corporación, como el producto interno bruto, la tasa de ocupación, la tasa de desempleo, salarios, conflictos, convenios y huelgas de trabajo, para afianzar objetivos de crecimiento en común.

5. Empatía del perímetro social

Al comprender el entorno social de sus integrantes y participantes, como el sector educativo y de salud. A través de indicadores como el grado de alfabetismo en la entidad, grado promedio de escolaridad de la región a la que pertenecen e indicadores socio demográficos, para que los líderes demuestren un interés real en fomentar el sentido de pertenencia.

Fuente: Mundo Ejecutivo – Por Alfonso Morales Ibáñez

Una respuesta

  1. Alex Enrique Triana dice:

    En la globalizacion actual, estos enfoques aplicados adecuadamente son el fundamento del crecimiento empresarial y la conciencia del mundo economico que vivimos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *