¿Alguna vez ha notado señales o se ha visto afectado por un fraude corporativo? Tenga en cuenta estos tips

concentracionEl fraude corporativo por lo general está relacionado con los altos mandos de una compañía, es decir, con personas capacitadas para encubrir y presentar un estado financiero con información falsa y de esta forma engañar a los grupos y personas a quien va dirigido esto. Por otra parte, este acto tiende a tener un proceso, el cual crea el ambiente perfecto para aprovechar la presentación de los informes de situación financiera que permitirán la realización de negocios y contratos especiales que beneficiarán los intereses de los involucrados en estos hechos.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por Auditool – Por Marta Cadavid

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “¿Qué es el fraude corporativo?” de la fuente Auditool – Por Marta Cadavid.

 ¿Qué es el fraude corporativo?

 El fraude corporativo va más allá de cualquier fraude cometido por una sola persona en la organización, además tiene repercusiones extremadamente fuertes y avasalladores. El fraude corporativo es un delito basado en la manipulación de los estados financieros para esconder, tergiversar o falsificar la situación económica de la organización con el único objetivo de engañar a un grupo de personas o usuarios de los estados financieros.

 Un fraude corporativo requiere tiempo para su planeación y generalmente es cometido por un grupo de personas que hacen parte del staff de la compañía, junta directiva, socios o accionistas. Este delito es tramado entre personas con niveles educativos altos, capaces de crear el ambiente económico perfecto para mostrar estados financieros limpios que les permita acceder a negociaciones específicas como emisiones de acciones, joint ventures, contrataciones especiales, entre otras. El fraude en los estados financieros involucra:

  • Manipulación, falsificación o alteración de los registros contables o documentos.
  • Errónea aplicación de las normas contables con la intención de engañar.
  • Tergiversaciones elaboradas para esconder la apropiación indebida de activos, pérdidas o gastos.
  • Malversación de activos o el ocultamiento de la real situación de los activos.
  • Distorsiones que resultan de la elaboración de información fraudulenta.
  • Inadecuada revelación u origen de los eventos significativos o transacciones.

 audio-10

Fuente: Auditool – Por Marta Cadavid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *