Arancel mixto beneficioso para la industria de la confección

trabajadoresEn Colombia, hacer una camisa cuesta aproximadamente 3,5 dólares, y antes de la aplicación del arancel mixto, las camisas de contrabando entraban por un precio de 2 dólares. La implementación de la medida logró hacer que traer una camisa de contrabando al país, con las tasas de cambio actuales, resultara más costoso que hacerlo aquí mismo. Ante la situación el Jorge Duque, directivo de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCyA), afirmó que hace cuatro años, en su mayoría, la maquinaría para la confección de prendas estaba sin uso, pero que debido al arancel mixto y a la situación en este momento, la industria de la confección se salvó. 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por El Colombiano – Por Ferney Arias Jiménez 

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Arancel mixto salvó 1,2 millones de empleos en sector confección” de la fuente El Colombiano – Por Ferney Arias Jiménez. 

Arancel mixto salvó 1,2 millones de empleos en sector confección 

Hace cuatro años teníamos el 70 % de la maquinaria sin uso, porque todo mundo estaba comprando en China. Pero luego de los aranceles mixtos, la situación es otra y la industria de la confección se salvó”.

Así se expresó Jorge Duque, directivo de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCyA), al resaltar las bondades del Decreto 074 de 2013. En las cuentas del gremio, la medida y otras con las que se ha actualizado evitaron la pérdida de más de 1,25 millones de puestos de trabajo y se bajó del 72 % al 20 % el contrabando técnico.

Hoy tenemos un déficit de 150 mil operarios en Colombia (54 mil en Antioquia), es decir que logramos ocupar la capacidad ociosa y estamos intentando comprar más maquinaria para abastecer el mercado nacional, sin pensar en exportaciones”, comentó.

Y es que el efecto del arancel mixto, a juicio de los confeccionistas, fue contundente: hace tres años una camisa de contrabando llegaba con un precio de 2 dólares, hacerla aquí costaba 3,5 dólares. Hoy, con una tasa de cambio cercana a los 3 mil pesos, esa camisa contrabandeada resulta más cara que la hecha en Colombia.

Adicionalmente, la CCCyA aseguró que quienes invirtieron en el extranjero, montando plantas en Centroamérica o China, les está tocando devolverse a confeccionar en el país.

Los líos con Panamá

Aunque el mes pasado la Organización Mundial del Comercio (OMC) confirmó una decisión sobre la incompatibilidad del arancel mixto, impuesto por Colombia, los confeccionistas desestimaron efectos adversos en un lapso de un año.

Duque precisó que ese pronunciamiento consta de tres fases, entre ellas que Panamá (país que interpuso la queja ante la OMC) busque un acuerdo con Colombia, cosa para lo cual está corriendo un plazo inicial de seis meses.

Pero lo que celebra el sector confeccionista no es bien visto por el comercio organizado agrupado en Fenalco. El presidente de ese gremio, Guillermo Botero, le dijo a este diario que el arancel mixto lo que provocó fue acabar con las importaciones chinas, pero trasladó el negocio hacia países con los que Colombia tiene acuerdos comerciales.

Y en una columna reciente escrita para el periódico Portafolio, Botero indicó que las importaciones de Estados Unidos, Honduras, México y Ecuador, ahora representan el 41 %, mientras que cuando entraron en vigencia los aranceles específicos eran solo del 26 %.

A su turno Enrique Gómez Giraldo, presidente encargado de la CCCyA, insistió en que el Decreto 074 le cerró el espacio al contrabando técnico y le abrió espacio a la producción nacional.

Faltan operarios para el sector confección y nos quedamos cortos para vestir a los consumidores colombianos. Le pedimos al Gobierno que implemente una política de capacitación para este sector. Aunque tenemos entidades que pueden capacitar, pero tiene retrasos de 20 años en la tecnología para hacerlo”, puntualizó. 

Fuente: El Colombiano – Por Ferney Arias Jiménez