¿Cómo identificar a una persona emprendedora? ¿Qué características debe poseer para serlo?

reunionEn el ámbito empresarial, un empresario y un emprendedor son personas que se definen de diferente forma. En términos simples, un empresario es una persona que posee una empresa o tiene titularidad de esta; en cambio, una persona emprendedora es quien para definirse como tal debe cumplir con ciertas características. En total son siete y entre ellas se pueden destacar, un espíritu emprendedor, un impulso social, creatividad, liderazgo, capacidad, ambiciones y habilidad cognitiva. Esto quiere decir que un emprendedor, además de que es una persona capaz para manejar y dirigir una empresa, es quien siempre está a la expectativa de innovar e incluso de ser alguien que propende por una mirada social para su empresa.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por América Economía – Por Agencia Peruana de Noticias

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “7 características que debe cumplir si se considera un emprendedor” de la fuente América Economía – Por Agencia Peruana de Noticias.

 7 características que debe cumplir si se considera un emprendedor

 Los emprendedores poseen una dosis espectacular y poco usual para innovar que lo combinan con determinación y capacidad de comunicación.

 Ser emprendedor no solo radica en tener una buena idea de negocio, sino en cumplir además con ciertas características como habilidad cognitiva y creatividad.

 En ese sentido, Connect Americas, iniciativa sin fines de lucro impulsada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para apoyar a las PYMES de América Latina y el Caribe que buscan oportunidades de negocios en la región, elaboró una lista sobre los siete rasgos sobresalientes que forman parte del perfil de un emprendedor.

  1. Impulso inicial: generalmente se encuentra una motivación que puede ser provocada por diversas razones de índole profesional, personal, emocional, financiero, entre otras. Siempre hay un chispazo inicial que impulsa a salir de la zona de comodidad y hacer algo diferente a lo que se está haciendo.
  2. Capacidades: para que ese impulso inicial se traduzca en un proyecto, es decir para pasar de la idea a la acción y sobre todo, no morir en el intento, se necesitan ciertas habilidades que se puedan adquirir y desarrollar. A algunos les puede resultar más fácil que a otros, pero todos pueden tener la aptitud para ver cosas nuevas o hacerlas de manera diferente y la capacidad para ejecutarlas.
  3. Creatividad: poseen una dosis espectacular y poco usual para innovar que lo combinan con determinación y capacidad de comunicación. Estos elementos los hacen tan especiales y destacables. Provienen del empeño con el que se paran frente a las situaciones y la forma de encararlas, ya que no son parte de un código genético.
  4. Espíritu emprendedor: no es lo mismo ser emprendedor que ser empresario. El empresario está asociado a la titularidad o a posesión de una empresa, mientras que ser emprendedor, desde un punto de vista antropológico y ético, implica tener espíritu de empresa. Hay muchas personas que son empresarios pero no tienen este espíritu, mientras que hay muchos que sí lo tienen y que no necesariamente trabajan en una empresa.
  5. Habilidad cognitiva: es una manera de pensar y de actuar que se caracteriza por la flexibilidad de alternar entre la predicción y creatividad. La predicción se basa en el análisis del uso de la información existente y funciona mejor con bajos niveles de incertidumbre. Lo creativo consiste en tomar medidas para generar datos que antes no existían o que eran inaccesibles, en entornos de extrema incertidumbre.
  6. Liderazgo: el principal desafío es crear una organización que tenga mentalidad emprendedora como parte de su rutina. Se es un líder emprendedor exitoso cuando todo el mundo en la organización da por hecho que el éxito empresarial se trata de una búsqueda continua de nuevas oportunidades. Cuando cada uno siente que tiene no solo el derecho sino la obligación de buscar nuevas oportunidades y hacer que sucedan, cuando la gente viene a trabajar emocionada, y cuando están orgullosos de ser parte de una organización dinámica.
  7. Aspiraciones:son las que reflejan la naturaleza cualitativa de la actividad emprendedora y son las que tienen un impacto directo sobre la misma. Reflejan la potencialidad y calidad del proyecto en cuanto a la innovación de producto y proceso, la apertura de nuevos mercados, la creación de puestos de trabajo y la internacionalización.

 

Fuente: América Economía – Por Agencia Peruana de Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *