¿Cuáles son las ventajas de los robo advisors en inversión?

Los Robo Advisors son asesores financieros que aportan un servicio de gestión patrimonial automatizado; por medio de algoritmos, pueden invertir el dinero del cliente sin necesidad de contar con profundos conocimientos en finanzas. Estos han surgido como una alternativa de inversión pasiva, y la mayoría utilizan fondos indexados o ETF.

Sus principales ventajas son:

Elaboración propia

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Rankia

Para más información consulte el artículo titulado “Robo Advisor: ¿qué es y qué ventajas aportan a los inversores?” publicado por Rankia.

Robo Advisor: ¿qué es y qué ventajas aportan a los inversores?

Actualmente los FinTech están marcando el mercado financiero, las nuevas tecnologías están constantemente mejorando la experiencia del cliente. Uno de los frutos de esta disrupción tecnológica ha sido los Robo Advisors: ¿Qué son los robo advisors? ¿cómo funcionan? ¿qué ventajas e inconvenientes tienen?

¿Qué es un Robo advisor?

Los robo advisors o gestores automatizados son asesores financieros que aportan un servicio de gestión patrimonial automatizado, que mediante la ayuda de algoritmos matemáticos, invierten el dinero del cliente de una manera que no requiera cualquier conocimiento sustancial en finanzas. Durante este proceso, puede haber o no presencia humana. En caso de que haya, se dice que es un robo advisor híbrido, y en caso de que no haya, se dice que es un robo advisor puro.

Los robo advisors son una alternativa de inversión pasiva, y la mayoría utilizan fondos indexados o ETFs.

¿Cuáles son las ventajas de un Robo Advisor?

Las ventajas principales de un robo advisor son:

  • Bajos costos y comisiones competitivas en un mercado regulado y controlado: a través de la automatización y economías de escala, los robo advisors son de media un tercio más baratos que un vehículo de inversión tradicional.
  • Sencillez. Simplemente tendrás que completar un test de perfil de riesgo y se te asignará una cartera más acorde a tu perfil.
  • Proceso automatizado: debido a su naturaleza algorítmica, permite personalizar un producto estandarizado para cada cliente. Además, este proceso reduce enormemente el riesgo operacional.
  • Mejorar la accesibilidad y disponibilidad de información gracias a su distribución online: Podemos acceder a nuestra cartera a cualquier hora y cualquier día. Normalmente se puede hacer el 100% de las gestiones de forma online.
  • Gestión de carteras delegadas: tener el capital gestionado en lugar de ser asesorado. Vendría a ser equivalente a sentarnos en un buen restaurante a disfrutar de la comida en vez de comprar los ingredientes, cocinarlos, interpretar la receta, emplatarlos, servirlos y después lavar los platos.
  • Carteras diversificadas y eficientes: en este caso, usando ETFs se obtiene una diversificación muy elevada, creando carteras muy eficientes y optimizando el ratio riesgo/rentabilidad para cada perfil de riesgo.
  • Oportunidad para evitar sesgos emocionales.

Existen muchos otros elementos que definen muy bien a los robo advisors, como son la transparencia o la independencia. Si hacemos caso a las características descritas, la definición más sencilla de lo que un robo advisor sería: un gestor de carteras eficientes automatizadas de bajo costo.

¿Cuáles son los inconvenientes de un Robo Advisor?

  • Percepción de los inversores hacia la gestión automatizada: mucha gente sigue teniendo dudas y miedo hacia este tipo de tecnología y se sienten más seguros si hay una persona de carne y hueso manejando su patrimonio y guiándole en las decisiones de inversión. Por este motivo, uno de los grandes retos de la gestión automatizada es ser capaz de comunicar y convencer a los inversores sobre el balance positivo entre los beneficios e inconvenientes de este nuevo servicio.
  • Escasa profundización a la hora de determinar el perfil de riesgo del inversor, mediante la utilización de cuestionarios simples; que incluso pueden ser malinterpretados por los inversores en caso de no disponer de una mínima cultura financiera.
  • No podemos cambiar el asset allocation de la cartera asignada, sólo cambiar a una cartera con más riesgo o menos, pero no personalizar los activos que invierten.
  • No todos los robo advisors ofrecen comisiones más bajas.

¿Cómo funcionan los Robo Advisor?

Normalmente, para operar con un robo advisor se sigue 3 pasos:

  1. Completar un test de idoneidad, un cuestionario que evalúa los objetivos de inversión, situación financiera y conocimientos financieros.
  2. A partir del resultado obtenido del test, el robo advisor le asigna una cartera de inversión adaptada al perfil de riesgo del mismo.
  3. Finalmente, el inversor abre su cuenta y realiza la transferencia del capital a invertir.

Es conveniente analizar qué Robo Advisor cumple mejor con nuestras expectativas, en función del perfil de cada uno. Todo el proceso de definición del perfil así como la inversión es online. Una vez que el inversor haya transferido el dinero y escogido la asignación de activos, el robo advisor gestiona el resto, tanto el rebalanceo como la reinversión de los dividendos.

¿Por qué un Robo Advisor?

Un gran número de investigadores argumentan que las emociones humanas están extremadamente presentes en las decisiones de inversión y esto lleva al hecho de que podríamos sobrereaccionar en ciertos escenarios en lugar de usar la racionalidad. En algunos casos, las emociones podrían explicar las burbujas de precios y el comportamiento del mercado.

Hay una gran cantidad de sesgos que los investigadores han descubierto a lo largo de los años:

  • Efecto de disposición. Los inversores a menudo tienden a vender los «ganadores» (acciones que se han revalorizado) demasiado pronto y a retener a los «perdedores» por demasiado tiempo.
  • Exceso de confianza.
  • Sesgo de familiaridad, riesgo y rentabilidad. Los inversores suelen favorecer los activos que conocen y con los que están familiarizados. En algunos casos, esto puede resultar en carteras poco diversificadas.
  • Efecto de anclaje. Se traduce en un resultado excesivamente positivo o negativo respecto a nuestra expectativa, puede derivar en un exceso de confianza o desconfianza a la hora de invertir en un producto de características similares.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo las finanzas conductuales pueden afectar la inversión. Sin embargo, con la gestión automatizada, el elemento humano se elimina de la ecuación.

Fuente: Rankia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *