Cuando se le preste más importancia al gobierno corporativo, que, a las sanciones a los contadores, el tema cambiará entonces