El lenguaje en el gran liderazgo

Grandes líderes luchan por conectarse con sus equipos a través de una comunicación clara.

Las palabras que nosotros usamos cada día en una conversación revelan mucho acerca de quiénes somos. Muchos de nosotros tenemos un amplio vocabulario, pero dependemos de un conjunto básico de palabras que aparecen regularmente en nuestras discusiones. ¿Algún familiar ha inventado alguna palabra en particular con un “–ismo”? si es así, entonces entiendes el concepto. Presta atención a tu discurso diario y pronto verás el patrón de tus palabras favoritas. Es posible que te sorprendas al descubrir aquellas que hacen parte de tu kit de herramientas lingüísticas.

El lenguaje es un componente importante del liderazgo. Las palabras (y el tono) que un líder usa en las conversaciones con los miembros de su equipo o pares son, a menudo, el reflejo del estilo de liderazgo de la persona. Yo recuerdo a un colega quien regularmente usaba el término “implacable” en sus discusiones con otros. Y ella lo era: inflexible, dura y obstinada. Al hablar de esto con tanta frecuencia, ella eventualmente caminaba por ese camino.

Aquellas confusas palabras de moda

Por desgracia, ciertas palabras encuentran su camino en el mundo de los negocios, convirtiéndose en clichés que muchos líderes adoptan en un intento por parecer más contemporáneos, estratégicos o simplemente inteligentes. Muchas de estas palabras son innecesariamente complejas y algunas, como el «implacable», son realmente severas. Con estas los líderes pueden, involuntariamente, enviar mensajes negativos o confusos a los mismos colaboradores que ellos están tratando de conectar.

Sabemos que los líderes excepcionales son el elemento clave en la creación de los grandes lugares de trabajo. Brindar una calidad en la experiencia de trabajo del día a día de los colaboradores – más que cualquier otro factor – permite la satisfacción y compromiso deseado. Ni siquiera los mejores y más innovadores programas o beneficios pueden compensar un mal líder.

Grandes líderes háganlo sencillo

Teniendo en cuenta que un gran liderazgo es crucial en el lugar de trabajo y que el lenguaje también tiene un gran impacto en cómo actuamos y en quiénes somos, ¿podría tener sentido identificar el lenguaje de un gran liderazgo? Aquí están algunas sugerencias para los grandes líderes, alternativas comúnmente usadas en términos de negocio y palabras de moda:

Palabras o frases comunes del liderazgo

Lo que escuchan los colaboradores

Alternativa para los grandes líderes

“Obtenga resultados”

Trabajemos duro, sin tener en cuenta nuestra vida personal

“Vamos a hacer esto juntos”

«Garantice la responsabilidad»

Controlarnos minuciosamente con lupa

“Apoyaré tus triunfos”

“Ejecute impecablemente”

Los errores no son permitidos

«Juntos, daremos nuestro mejor esfuerzo»

“Un enfoque implacable”

No importa nada más (incluso si se debe)

“He aquí, por qué esto es importante”

“Sea estratégico”

Ni idea acerca de mis tareas diarias

Explicaré los objetivos a largo plazo

“Optimice“

Algún tipo de cambio está llegando

“Podemos hacer las cosas mejor”

Observe, ¿qué alternativas del gran líder tienen en común? Sí, son muy simples y fáciles de entender. Lo más importante, sin embargo, es que hacen hincapié en la colaboración. Los grandes líderes saben que el éxito no es solo de ellos. Uno no puede ser un líder exitoso sin pleno apoyo, dedicación y arduo trabajo de un gran equipo.

Examine su lenguaje en el liderazgo

Ciertas palabras –como los «-ismos»- pueden anclarse rápidamente en nuestro lenguaje cotidiano. Incluso puede no ser consciente de algunas palabras duras, complejas o confusas que con frecuencia usa. Sin embargo, está rodeado de los mejores “auditores del lenguaje” que pueda encontrar, su propio equipo. Pídales (individualmente o en grupo) que señalen las palabras y términos que ellos plantean como impropias. Entonces, trabaje para cambiarlas con énfasis en la simplificación y la claridad. Las grandes palabras no siempre son las mejores. Un gran líder siempre se esfuerza por conectarse con su equipo y el proceso, transmite su creencia de que el éxito no puede suceder sin el otro. 

Fuente: Great Place to Work ® U.S. – Por Lillian J. LeBlanc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *