El microcrédito es una fuente de financiamiento con un gran potencial de desarrollo

contrato-2El superintendente Financiero, Gerardo Hernández, en el marco del 7º  Congreso de Asomicrofinanzas, realizó una presentación en la que explicó y resaltó algunos de los factores más relevantes sobre el tratamiento que se le da al microcrédito en Colombia. En este sentido, puntualizó, que este tipo de transacciones son un factor importante dentro de las estrategias del gobierno colombiano para su consolidación como promotor y facilitador de la inclusión financiera, además de determinarse como un producto que posee características que permite hacer cumplimiento continuo de los principios de inclusión financiera innovadora. 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Superintendencia Financiera 

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “El microcrédito tiene la capacidad de cambiarle la vida a las personas: Superfinanciero” de la fuente Superintendencia Financiera. 

El microcrédito tiene la capacidad de cambiarle la vida a las personas: Superfinanciero 

Durante su presentación en el 7º Congreso de Asomicrofinanzas, el superintendente Financiero, Gerardo Hernández, destacó los siguientes aspectos del microcrédito en el país:

  • Colombia avanza en su consolidación como país promotor y facilitador de la inclusión financiera, como muestra de ello recientemente logramos la segunda posición en la medición de Brookings, mientras que en 2015 nos ubicábamos en la sexta posición.
  • El acercamiento continuo al cumplimiento de los principios para la inclusión financiera innovadora (G20) nos ha permitido escalar posiciones en temas de inclusión financiera.
  • El microcrédito es uno de los productos emblemáticos del financiamiento en el marco de la inclusión financiera, pues contribuye a mejorar el bienestar de la población y a facilitar la financiación de actividades productivas que impulsan el crecimiento.
  • El microcrédito es una fuente de financiamiento con un gran potencial de desarrollo: después del portafolio de vivienda, es la cartera que más ha crecido en profundización en los últimos 5 años (37 %).
  • La conversión de ONG microcrediticias en bancos aumenta la competencia y la especialización en la colocación de microcrédito, lo que redunda en beneficios para el consumidor financiero.
  • El microcrédito es la segunda cartera con mayor participación en número de deudores después de la de consumo (19 %).
  • El portafolio de microcrédito es el que presenta una mayor tasa de crecimiento en el número de deudores, entre 2014 y 2015 obtuvo un crecimiento del 25 %.
  • El 81 % de la cartera microcrediticia se encuentra en los sectores de agricultura, comercio e industria.
  • Las necesidades de financiación de baja cuantía se traducen en atención al pequeño empresario: los desembolsos inferiores a un salario mínimo mensual legal vigente alcanzan un crecimiento de 111 % desde enero de 2015.
  • El acceso al microcrédito desde la perspectiva de género muestra que el 43,6 % de los usuarios son mujeres y el 39,9 % hombres.
  • Los usuarios del microcrédito son personas entre 41 y 65 años (54,6 %), seguidas por las personas de entre 26 y 40 años (33,3 %). Se destaca que estas últimas han ido aumentando su participación.
  • Durante los últimos cinco años se ha observado un incremento de los desembolsos de microcréditos en zonas intermedias y rurales: en 2015 el 24 % de los créditos desembolsados correspondió a áreas intermedias y el 16 % a rurales.
  • Los microcréditos se han caracterizado por ser de corto plazo, el 65,6 % de estos están colocados a entre uno y dos años.
  • La tasa promedio de interés para los microcréditos se ha mantenido estable y distante de la tasa de usura, lo que reafirma que esta última no representa un obstáculo para esta modalidad de crédito.
  • El microcrédito sin garantía viene presentando un incremento desde 2015, lo que evidencia que los establecimientos de crédito están mejorando sus políticas de origen y conocimiento del cliente.
  • La cartera bruta del microcrédito ascendió a $10,7 billones, manteniéndose con una participación de 2,71 % del total de la cartera del sistema financiero.
  • Aunque el 76 % de los clientes tienen un solo microcrédito, el número de deudores que tiene más de una operación microcrediticia cada vez es mayor. A marzo de este año registró una participación de 24 %.
  • Desde 2014 el número de deudores compartidos en más de una entidad se ha incrementado; por esta razón, en algunos casos, la proporción de deudores pasó de 9 % a 12 % en dos años.
  • El portafolio que continúa compartiendo mayor número de deudores de microcrédito es consumo: cerca del 25 % de los deudores de microcrédito tiene créditos de consumo activos. 

Retos 2016 – 2018 

  • Con el actual ciclo económico se requiere un esfuerzo importante de la industria para implementar medidas contra-cíclicas que permitan que el microcrédito se mantenga como fuente de financiación.
  • La tecnología tiene un papel fundamental para revolucionar la forma en que opera el microcrédito en Colombia, especialmente en permitir el acceso a microempresarios en zonas apartadas e implementar herramientas para una mejor administración del riesgo.
  • El reto más importante es continuar acompañando la innovación promoviendo el uso responsable de estos nuevos productos y servicios, sin comprometer la estabilidad financiera y la protección al consumidor financiero.
  • Frente al posconflicto, los sectores privado y público debemos trabajar para incorporar a los desplazados, habitantes de poblaciones afectadas, desmovilizados y víctimas del conflicto armado al sistema financiero atendiendo sus necesidades.
  • Desde 2011, las víctimas del conflicto en Colombia han sido de particular interés en iniciativas de inclusión financiera. Actualmente 91 % de los desembolsos que se hacen a esta población corresponden a microcréditos. 

Ver: Presentación Microcrédito

Fuente: Superintendencia financiera