Elementos que debe conocer el auditor en el momento de realizar una auditoría

auditoria (2) Para hacer una auditoría, un auditor debe conocer ciertos elementos básicos para lograr hacerla de forma adecuada y obtener de allí los mejores resultados. Uno de estos elementos son las técnicas de auditoría, que son métodos prácticos de investigación que el auditor usa para recolectar la información necesaria y poder dar su opinión profesional; también, se deben tener en cuenta los procedimientos de auditoría, que son un grupo de técnicas de investigación las cuales se aplican a un conjunto de hechos relativos a operaciones u estados financieros de la empresa. Cuando estos elementos se conocen a la perfección, el auditor está en capacidad de hacer una auditoría exitosa para su empresa.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por Auditool – Por Miguel Ángel Alatrista Gironzini

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Técnicas y procedimientos de auditoría – Lo que todo auditor debe conocer” de la fuente Auditool – Por Miguel Ángel Alatrista Gironzini.

 Técnicas y procedimientos de auditoría – Lo que todo auditor debe conocer

 Las técnicas de auditoría, son los métodos prácticos de investigación y prueba que el auditor utiliza para lograr la información y comprobación necesaria para poder emitir su opinión profesional.

 Los procedimientos de auditoría, son el conjunto de técnicas de investigación aplicables a una partida o a un grupo de hechos o circunstancias relativas a los estados financieros, u operaciones que realiza la empresa.

 Es decir, las técnicas son las herramientas de trabajo del auditor, y los procedimientos es la combinación que se hace de esas herramientas para un estudio en particular.

 Clasificación de las técnicas de auditoría

 Las técnicas de auditoría se pueden clasificar de la siguiente forma:

  1. Estudio general

Es la apreciación y juicio de las características generales de la empresa, las cuentas o las operaciones, a través de sus elementos más significativos para elaborar las conclusiones se ha de profundizar en su estudio y en la forma que ha de hacerse.

  1. Análisis

Es el estudio de los componentes de un todo. Esta técnica se aplica concretamente al estudio de las cuentas o rubros genéricos de los estados financieros.

  1. Inspección

Es la verificación física de las cosas materiales en las que se tradujeron las operaciones, se aplica a las cuentas cuyos saldos tienen una representación material, (efectivos, mercancías, bienes, etc.).

  1. Confirmación

Es la ratificación por parte del auditor como persona ajena a la empresa, de la autenticidad de un saldo, hecho u operación, en la que participo y por la cual está en condiciones de informar válidamente sobre ella.

  1. Investigación

Es la recopilación de información mediante entrevistas o conversaciones con los funcionarios y empleados de la empresa.

  1. Declaraciones y certificaciones

Es la formalización de la técnica anterior, cuando, por su importancia, resulta conveniente que las afirmaciones recibidas deban quedar escritas (declaraciones) y en algunas ocasiones certificadas por alguna autoridad (certificaciones).

  1. Observación

Es una manera de inspección, menos formal, y se aplica generalmente a operaciones para verificar como se realiza en la práctica.

  1. Cálculo

Es la verificación de las correcciones aritméticas de aquellas cuentas u operaciones que se determinan fundamentalmente por cálculos sobre bases precisas.

Clasificación de los procedimientos de auditoría

Como ya se ha mencionado, los procedimientos de auditoría son la agrupación de técnicas aplicables al estudio particular de una operación o acción realizada por la empresa o entidad a examinar, por lo que resulta prácticamente inconveniente clasificar los procedimientos ya que la experiencia y el criterio del auditor deciden las técnicas que integran el procedimiento en cada uno de los casos en particular.

El auditor supervisor y los integrantes del equipo de auditoría con mayor experiencia definirán la estrategia que consideren la más adecuada para desarrollar la auditoría. Estos criterios se basarán en el conocimiento de la entidad o empresa auditada, así como la experiencia general de la especialidad, que les permita a los profesionales determinar de antemano los principales procedimientos de auditoría a aplicar en cada uno de los casos que se presentan a lo largo del proceso de auditoría.

Extensión o alcance de los procedimientos

Se llama extensión o alcance a la amplitud que se da a los procedimientos, es decir, la intensidad y profundidad con que se aplican prácticamente estos en cada uno de los casos para lo cual se deberá tomar en cuenta la actividad u operación que realizó la empresa o entidad.

Oportunidad de los procedimientos

Es la época en que deben aplicarse los procedimientos al estudio de partidas específicas y al análisis total de las actividades de la empresa o entidad.

Se debe tomar en cuenta que la oportunidad en que se aplica un procedimiento determina la conclusión u observación que se puede obtener para el análisis al final del examen realizado.

Pruebas selectivas en la auditoría

El trabajo de revisión de las operaciones que realiza la empresa a lo largo de un año, no es ni puede ser exhaustivo, ya que no es posible realizarlo en un período corto de tiempo (30, 45 o 60 días) con un grupo de tres o cuatro personas lo que a la empresa le lleva un año en registrar las operaciones, por lo que no es razonable que el auditor disponga de un tiempo tan limitado para obtener sus conclusiones. Por lo tanto se hace necesario que el auditor establezca sus evidencias con pruebas selectivas.

Los resultados que arrojen las pruebas selectivas deben ser sopesados cuidadosamente para poder generalizarlos al todo. Los resultados satisfactorios deben dar seguridad en tanto que los resultados negativos pueden provocar una extensión del trabajo, bien ampliando la muestra o cambiando el enfoque, o simplemente pueden considerarse plenamente aplicables al universo, y en consecuencia considerarlo erróneo.

El auditor debe considerar en primer término los objetivos específicos de la auditoría que debe alcanzar, lo que le permitirá determinar el procedimiento de auditoría o combinación de procedimientos más indicados para lograr dichos objetivos. Además cuando el muestreo de auditoría es apropiado, la naturaleza de evidencia de la auditoría buscada, y las condiciones de error posible u otras características relativas a tal evidencia ayudarán al auditor a definir lo que constituye un error y el universo que deberá utilizarse para el muestreo.

audio-10

Fuente: Auditool – Por Miguel Ángel Alatrista Gironzini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *