Empezar un negocio online requiere menor inversión y genera menos riesgo

digitalIniciar con una empresa o un negocio en el mundo virtual (internet) en muchas ocasiones solo depende de tener buena iniciativa y una muy buena idea para un modelo de negocio. A diferencia de tener uno en el mundo real, puesto que a veces la inversión para la entrada a ciertos sectores económicos es muy elevada. Las ventajas de comenzar con un negocio en internet, es poder satisfacer las demandas de los nuevos clientes en relación al acceso de los servicios, por medio de sus herramientas electrónicas (Smartphone, Tablet, portátil o incluso una Smart TV), además que esto rompe con todos los paradigmas de horarios y los geográficos, siendo el caso de que exista esta posibilidad.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado El Periódico de Guatemala

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Negocios y tecnología – Guatemala” de la fuente El Periódico de Guatemala

 Negocios y tecnología – Guatemala

 Algunos sectores económicos presentan elevadas barreras de entrada, lo cual hace muy difícil la aparición de nuevos competidores, ya que el mercado en cuestión exige grandes inversiones iniciales. Pero en Internet, las barreras de entrada son muy reducidas: una buena idea y mucho talento marcan la diferencia para crear una empresa de éxito. Por ejemplo, montar un comercio online requiere mucha menos inversión y conlleva menos riesgos que un comercio tradicional y, además, no tiene ni límite de horarios ni geográficos (teniendo empresas de logística que se encarguen del envió a cualquier lugar del mundo).

 Y en esta línea, el perfil de cliente ha evolucionado. Ahora es a la par: consumidor de información y servicios, y creador de contenidos. Hay millones de usuarios siempre conectados que demandan nuevos tipos de servicios a los que acceder desde su PC, teléfono, tableta o Smart TV, y miles de oportunidades de negocio para satisfacer las necesidades de estos nuevos consumidores de servicios digitales.

 La revolución digital está trayendo consigo unas necesidades excepcionales de cómputo y almacenamiento. Muchas empresas tuvieron que crear sus propios centros de datos. Sin embargo, su coste es altísimo. La evolución definitiva vino de la mano del modelo Cloud Computing y la ideación y creación de un sistema completo (sostenible y de extremo a extremo) de prestación de servicios TI (Tecnologías de la Información).

 El horizonte de los servicios en la nube para el 2021 será una total adopción de este modelo saltando las barreras de incertidumbre y el paradigma de no contar con un servidor resguardando la información bajo un escritorio. El mercado tendrá la madurez y certeza que la seguridad de sus datos estará totalmente ligada a un esquema de servicio bajo una evolución tecnológica de las comunicaciones y servidores, permitiendo entregar servicios de última generación sin la preocupación de la constante obsolescencia.

 En otras palabras, tenemos la posibilidad de ser participes de la evolución del procesamiento colaborativo y el almacenamiento cuántico de datos bajo una alta demanda de crecimiento y evolución de los sistemas de información.

 audio-10

Fuente: El Periódico de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *