En el 2015 no habrá reforma tributaria estructural

contratosociedadesEl presidente de la ACP, Francisco J. Lloreda, advirtió que dicha modificación debería tener efecto en el 2016, pero el presidente Santos confirmó que este año no se presentará.

 En la clausura del congreso de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), desarrollado en Bogotá, el presidente del gremio, Francisco José Lloreda, le manifestó su preocupación al presidente Juan Manuel Santos sobre la demora del Gobierno en iniciar la discusión de una reforma tributaria estructural que puede, en cierta manera, mitigar las cargas impositivas en el sector. “Nos preocupa, señor presidente, que con la mejor intención termine siendo un instrumento limitado que no nos permita recuperar la competitividad fiscal y relanzar al país como destino de inversión, que no quede en firme este año. Es urgente que tenga efectos fiscales en 2016”.

 En respuesta a Lloreda, Santos dijo que el próximo año iniciará la discusión para implementar en el país una reforma tributaria estructural. “El año entrante presentaremos lo que se requiera de ley, y vamos a mirar qué tipo de medidas vamos a tomar para lo que se requiera sin ley”, dijo el mandatario, confirmando que este año no se presentará la discusión.

 Lloreda agregó que el nerviosismo del sector se debe a la feroz competencia que existe y a la que vendrá una vez los precios se empiecen a recuperar. De igual manera dijo que “se requerirán al menos 200 pozos por año para reponer los barriles no producidos por el declive de los campos, salvo que tengamos una varita mágica para saber qué pozos serán exitosos, en momentos en que llevamos 19 pozos explorados en 2015 frente a los 92 del año pasado para esta misma época”.

 Colombia, sin ser un país petrolero, pero cuya economía se centró en la última década en los ingresos de este recurso natural, ha sentido los coletazos de los precios bajos del crudo. Las petroleras que cotizan en bolsa han visto disminuir la cotización de sus acciones y el Gobierno ajustó su presupuesto para 2016 con un apretón en el gasto a causa del desplome del barril.

 En 2013, año en que el país alcanzó la barrera del millón de barriles de petróleo y el precio de cada uno rondaba los US$100, la renta petrolera que recibió el Estado por vía de impuestos de renta, la sobretasa del CREE y los dividendos de Ecopetrol representó 3,3% del PIB. Pero debido a la nueva realidad de precios de petróleo, estos aportes cayeron a 1,2% del PIB en 2015 y para el próximo año serán de 0,3%.

 A esto se suma que entidades como la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol) ha confirmado que, a causa de la difícil situación que atraviesa el sector de hidrocarburos, cerca de 40.000 trabajadores han perdido su empleo durante los últimos dos años.

 El presidente de la ACP enfatizó que la caída en los precios aceleró una crisis que se veía venir. “Si la aprovechamos bien, puede ser una oportunidad para introducir correctivos y recuperar pronto la competitividad lacerada, con o sin unos precios más altos. Una oportunidad para ser el país más atractivo de la región en hidrocarburos”.

 Este concepto lo comparte el jefe de investigación del King Abdullah Petroleum Studies and Research Center, en Arabia Saudita, David Hobbs, quien dijo que “cuanto más dura la crisis, mejor la recuperación”, y agregó que el sector llegó a una situación en la que no hay fondos suficientes para financiar la industria con acrecientes inconvenientes para satisfacer a contribuyentes y productores. Señaló además que un precio de US$115 por barril le permitirá a la industria volver a ser competitiva.

audio-10

 Fuente: El Espectador – Por Sergio David González

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *