Estados financieros a disposición de los socios o accionistas durante el ejercicio del derecho de inspección-fusión

934bEl concepto invocado dice relación con los estados financieros de propósito general y la Circular Básica Jurídica no indica expresamente los requisitos que deben contener los documentos que se ponen disposición de los accionistas durante el ejercicio del derecho de inspección, cuando se va a tratar una reforma estatutaria consistente en fusión, lo cierto es que el sentido del derecho aludido, es dar oportunidad a los accionistas para que verifiquen toda la información contable, financiera y jurídica que va a ser sometida posteriormente a consideración del máximo órgano social, por lo que dicha información debe ser la misma que se evaluará en la reunión de la asamblea.

Lo anterior quiere significar que los estados financieros que sirven de base para adoptar la decisión de una fusión o una escisión, deben estar certificados en los términos del artículo 37 de la Ley 222 de 1995 y dictaminados de conformidad con lo establecido en el artículo 38 ibídem, a fin de que, según lo dispuesto en el artículo 39 ibídem, se presuman auténticos. Teniendo la obligación de poner a disposición de los acreedores de todas las sociedades participantes en la operación, dentro de los treinta días siguientes a la publicación del aviso de fusión, mediante informe conformado por información financiera también certificada y dictaminada.

Concepto 220 149672 / 09-11-2015 / Superintendencia de Sociedades

OFICIO 220-149672 DEL 09 DE NOVIEMBRE DE 2015

Ref: ESTADOS FINANCIEROS A DISPOSICIÓN DE LOS SOCIOS O ACCIONISTAS DURANTE EL EJERCICIO DEL DERECHO DE INSPECCIÓN- FUSIÓN

Me refiero a su escrito radicado con el No. 2015-01-400446, mediante el cual, previa exposición de serie de consideraciones, consulta:

1. ¿Los estados financieros que hacen parte del proyecto de fusión que se deja a disposición de los accionistas de las sociedades participantes en una fusión durante los quince (15) días anteriores a la reunión del máximo órgano social en la cual se apruebe la reforma, deben contar con el dictamen del Revisor Fiscal durante este término?

2. ¿Es posible dejar a disposición de los socios durante el ejercicio del derecho de inspección, estados financieros certificados, en el entendido que en la fecha de la reunión del máximo órgano social en la cual se apruebe la reforma, se presente el dictamen del revisor fiscal?

Aunque es sabido, no está demás advertir que este Despacho con fundamento en el artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, sustituido por la Ley 1755 del 30 de junio de 2015 emite lo conceptos de carácter general y en abstracto a que haya lugar, con motivo de las consultas que le son formuladas sobre las materias de su competencia, razón por la cual sus respuestas no tienen carácter vinculante ni comprometen su responsabilidad

Bajo esa premisa es pertinente señalar que esta Entidad mediante oficio 220-052170 del 8 de abril de 2014, tuvo oportunidad de pronunciarse acerca de los estados financieros que son puestos a disposición de los accionistas durante el ejercicio del derecho de inspección, en el cual, luego de analizar los conceptos de “estados financieros certificados” y “estados financieros dictaminados”, concluye:

“(…)

1. Durante el ejercicio del derecho de inspección, los estados financieros de propósito general acompañados de las notas a los mismos, debidamente certificados acompañados del dictamen del revisor fiscal, el informe de gestión de los administradores y demás documentos e información de que tratan los artículos procedentemente mencionados deben estar a disposición de los accionistas durante el término de la antelación de la convocatoria para que sean examinados o consultados por los accionistas o sus representantes, en ejercicio de tal derecho.

Para esta Entidad, como lo ha expresado en múltiples oportunidades, no es obligación para la administración de una sociedad (Entre ellos, el representante legal, no el revisor fiscal pues no es una función que a él corresponda), entregar físicamente copia de los documentos objeto de examen, basta que los mismos se encuentren a disposición de los accionistas durante el ejercicio del derecho de inspección, debidamente firmados tanto por el representante legal, contador público de la compañía, el revisor fiscal, según sea el documento del que se trate, porque la ley así lo exige no por razones de validez sino de autenticidad de los mismos que no es otra cosa que “acreditado de cierto” acepción según Diccionario Larousse, 1998, independientemente de que los mismos se inserten, anexen o se transcriban en el cuerpo del acta que debe elaborarse de la reunión ordinaria celebrada (Art. 431 C. Co.)…” (subraya fuera de texto).

Aunque el concepto invocado dice relación con los estados financieros de propósito general y la Circular Básica Jurídica no indica expresamente los requisitos que deben contener los documentos que se ponen disposición de los accionistas durante el ejercicio del derecho de inspección, cuando se va a tratar una reforma estatutaria consistente en fusión, lo cierto es que el sentido del derecho aludido, es dar oportunidad a los accionistas para que verifiquen toda la información contable, financiera y jurídica que va a ser sometida posteriormente a consideración del máximo órgano social, por lo que dicha información debe ser la misma que se evaluará en la reunión de la asamblea.

Lo anterior quiere significar que los estados financieros que sirven de base para adoptar la decisión de una fusión o una escisión, deben estar certificados en los términos del artículo 37 de la Ley 222 de 1995 y dictaminados de conformidad con lo establecido en el artículo 38 ibídem, a fin de que, según lo dispuesto en el artículo 39 ibídem, se presuman auténticos,

Y es que las operaciones económicas anotadas comportan un deber para los administradores de suministrar a los accionistas la información real y fidedigna que las soporte y un derecho a ellos de verificarla previamente, de forma que en la reunión del máximo órgano social puedan hacer sus observaciones para adoptar la decisión respectiva.

Entonces, si como bien lo indica en su consulta, la Circular Básica Jurídica impone el deber de aportar a esta entidad la información contable debidamente certificada y dictaminada cuando quiera que se va a solicitar autorización y, en el escenario de la autorización general, poner a disposición de los acreedores de todas las sociedades participantes en la operación, dentro de los treinta días siguientes a la publicación del aviso de fusión, un informe que contendrá, entre otros, la información financiera también certificada y dictaminada, mayor será la obligación frente a los accionistas o socios que son quienes impartirán la aprobación a la operación económica de que se trate.

Así pues, para responder sus inquietudes, es dable reiterar que a juicio de esta Oficina, durante el término del ejercicio del derecho de inspección los estados financieros puestos a disposición de los deben estar certificados y dictaminados.

En los anteriores términos su solicitud se ha atendido, no sin antes repetir que el alcance de este concepto se circunscribe a lo previsto en el artículo 28 del CCA

audio-10

Fuente: Superintendencia de Sociedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *