Guía de Implementación 2110 – Gobierno Corporativo

El día de hoy presentamos una segunda Guía de Implementación emitida por el IIA durante este mes, la misma trata uno de los temas claves para la función de auditoría interna “El Gobierno Corporativo”.

La actividad de auditoría interna debe evaluar y hacer las recomendaciones apropiadas para mejorar el proceso de gobierno en el cumplimiento de los siguientes objetivos: 

  • Promover la ética y los valores apropiados dentro de la organización,
  • Asegurar la gestión y responsabilidad eficaces en el desempeño de la organización,
  • Comunicar la información de riesgo y control a las áreas adecuadas de la organización, y
  • Coordinar las actividades y la información de comunicación entre el Consejo de Administración, los auditores internos y externos, y la dirección.

Auditoría interna debe comprender el proceso de gobierno corporativo, como se define en la Norma 2110, tomando en consideración:

  • La definición de gobierno y la naturaleza de los procesos de gobierno corporativo dentro de la organización.
  • Los requisitos de la Normas.
  • El papel de la actividad de auditoría interna.

La actividad de auditoría interna en su responsabilidad de revisar los procesos de gobierno corporativo debe tomar en consideración los siguientes objetivos claves, a través de evaluar:

Cómo la organización promueve la ética y los valores, tanto internamente como entre sus socios de negocio externos, la actividad de auditoría interna debe revisar los objetivos, programas y actividades de la organización relacionados con los procesos de gobierno corporativo.

Cómo la organización garantiza la gestión del rendimiento eficaz de cuenta, la actividad de auditoría interna puede examinar las políticas y procesos de la organización relacionados con la compensación del personal, el establecimiento de objetivos y evaluación del desempeño. La actividad de auditoría interna puede revisar las mediciones asociadas al buen gobierno corporativo (por ejemplo, indicadores clave de rendimiento) y los planes de incentivos (por ejemplo, bonos) para determinar si están adecuadamente diseñados y ejecutados para prevenir o detectar una conducta inapropiada o una toma excesiva de riesgos por parte de la dirección

Qué tan bien la organización comunica los riesgos e información sobre control a las áreas apropiadas; la actividad de auditoría interna podría acceder a los informes internos, boletines, notas y correos electrónicos relevantes y actas de las reuniones del personal para determinar si la información sobre los riesgos y los controles se distribuye de forma oportuna y completa; y si contiene información precisa. Adicionalmente, se pueden usar encuestas y entrevistas para medir la comprensión del personal de sus responsabilidades en materia de riesgos y controles.

La capacidad de la organización para coordinar las actividades de la junta directiva; y el proceso de comunicación entre la junta con los auditores externos e internos, y la dirección, la actividad de auditoría interna podría identificar las reuniones realizadas por estos grupos  y la frecuencia con que ocurren. El equipo de auditoría interna puede asistir a estas reuniones en calidad de participantes u observadores.

 Fuente: nahunfrett.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *