Hay empresas que todo el tiempo trabajan para mantener una información contable de primera calidad, mientras otras a duras penas se ocupan de ello al final de los períodos