Informe de ANIF sobre proyecciones de recaudo para el 2016

dinero-2La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) presentó un informe en el que plantea y evalúa las razonas por las cuales es más idóneo que el Gobierno tenga presente el recaudo tributario neto para conocer más exactamente el dinero con el que se contará. En el documento se observan algunas de las diferencias entre lo analizado por ANIF (13,9 % de recaudo neto) y lo pronosticado en el Marco Fiscal del Mediano Plazo-2016 (14,2 % de recaudo neto), en el que se muestran discrepancias provenientes principalmente de los rubros de Renta-Cree. 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por La República 

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “ANIF prevé que recaudo de impuestos será menor” de la fuente La República. 

ANIF prevé que recaudo de impuestos será menor 

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, ANIF, las cuentas de la DIAN y el Ministerio de Hacienda sobre recaudo de impuestos no están muy claras o al menos no comparten los mismos términos de comparación.

El más reciente informe de ANIF analiza el porqué es más conveniente para las cuentas de un país tener presente el recaudo tributario neto y no el bruto pues con el primero se sabe de manera más efectiva con qué dinero se cuenta.

“ANIF pronostica recaudos netos por valor de 13,9 % del PIB en 2016 (vs. 14,2 % del Marco Fiscal de Mediano Plazo-2016), donde las mayores discrepancias provendrían de los rubros de Renta-Cree (6 % del PIB de pronóstico ANIF vs. 6,2 % del Mfmp-2016) e IVA-Impoconsumo (3,9 % del PIB ANIF vs. 4% Mfmp-2016)”, cita el documento presentado.

Este pronóstico a la baja frente al del Gobierno se basa en que se debe tener en cuenta que durante 2016 retornarán a las firmas petroleras cerca de $800.000 millones (0,1 % del PIB) por devoluciones de IVA y además por la caída en los precios del petróleo y la “ilusión monetaria” que deja la inflación.

“La presión tributaria neta que obtendría Colombia en 2016, del orden de 14 % del PIB (o de 12,5 % neto de transferencias Cree que ahora están atadas a nuevo gasto), nos deja muy mal parados frente a la meta de obtener una presión tributaria neta de al menos 17 % del PIB, como la media observada en América Latina”, dice el análisis del centro de pensamiento.

Además, resalta que esta situación tiene el agravante de tener que enfrentar faltantes fiscales del orden de 2 % del PIB en 2018 (suponiendo que el gasto de inversión se mantiene en su media histórica de 1,8 % del PIB) y de 3,5 % del PIB en 2020 cuando entraría a regir el desmonte del Imporriqueza, la sobretasa-Cree y el GMF.

Fuente: La República