La administración moderna se basa en la gerencia de los riesgos que afectan las empresas