La importante labor que cumplen las auditorías internas en el sector público

Por: Lic. Juan de Dios Araya Navarro. MAPED, CRMA, NIAsadsadasd
Contador Público Autorizado, Costa Rica.

Auditor Interno Gubernamental

Miembro del Instituto de Auditores Internos de Costa Rica,

 

Con frecuencia antes los actos de corrupción y despilfarro de los bienes públicos que se han conocido recientemente, escuchamos comentarios de diversos sectores, en especial políticos que cuestionan ¿Y las auditorías internas que estaban haciendo?, ¿Dónde estaba la Auditoría Interna?
Los que desempeñamos esta especialidad de la Contaduría Pública y como miembro del Instituto de Auditores Internos de Costa Rica, que agrupa a la mayor parte de auditores internos del Sector Público y una parte del privado en nuestro país, no podemos dejar de lado esta oportunidad para realizar algunas importantes aclaraciones sobre la temática.

En primera instancia, estamos viendo en los medios de prensa, como nunca antes se ha visto, publicaciones relacionadas a informes e investigaciones que han realizado las auditorías internas, donde se ha puesto al descubierto situaciones irregulares que se han presentado en las instituciones, a manera de ejemplo: trámites en el otorgamiento de licencias, construcciones, carreteras, compras de equipo, vehículos y otros.

Segundo, los hechos que en su mayoría ha conocido la opinión pública, corresponden a situaciones, que en su momento fueron estudiadas y expuestas en informes de estudios realizados por las auditorías internas, en cumplimiento de su labor de fiscalización que le demanda el ordenamiento de control y fiscalización de la Hacienda Pública,

Tercero, aclarase a la opinión pública, que la Auditoría Interna trabaja con fundamento en lo dispuesto en la “Ley General de Control Interno”, capítulo IV y se regula en lo dispuesto por la Contraloría General de la República las “Normas para el Ejercicio de la Auditoría Interna en el Sector Público”, y el “Manual de Normas Generales de Auditoría para el Sector Público” emitidos por la Contraloría General de la República. No somos profesionales que laboramos bajo un marco de oportunismo ni arbitrario, sino conforme a toda una técnica profesional.

La gestión la Auditoría Interna, la enfoca a cumplir con el plan anual de trabajo, atender denuncias y estudios especiales -extra planificación- como resultado del acontecer institucional, a solicitud del jerarca, Contraloría General, Defensoría de los Habitantes, Procuraduría General de la República, Ministerio Público, o bien otros órganos externos.

Cuarto, muy importante es aclarar que la “Ley General de Control Interno”, señala en su artículo 10 con toda precisión, que la responsabilidad del control interno en los diversos procesos de trabajo institucionales, son del Jerarca (máximo órgano institucional) y de los titulares subordinados (jefes responsables), además de su obligación por establecerlo, mantenerlo, perfeccionarlo y evaluarlo. Las decisiones equivocadas que se tomen por estos órganos, sean los conejos técnicos, direcciones financieras, proveedurías institucionales y órganos ejecutores de programas, son de su exclusiva responsabilidad (Jerarca y titulares subordinados) y no de la Auditoria Interna, que no es un órgano de Administración activa decisorio, sino fiscalizador y asesor.

En quinto lugar, es relevante puntualizar que de conformidad con la normativa de control interno vigente en nuestro país a partir del año 2002, la Auditoría Interna, además de los servicios de fiscalización (informes de auditoría), presta también servicios preventivos, estos pueden ser de asesoría y advertencia (documentos): que incluyen análisis y observaciones, sobre situaciones especiales cuando son de conocimiento de las auditorías internas, los cuales son emitidos en forma oportuna, para que las instancias decisorias de la Administración Activa, tomen acciones correctivas sobre situaciones que ameritan la toma de decisiones.

En este nuevo concepto, cuando la Auditoría Interna determina situaciones que pueden constituir acciones delictivas o bien, causales de responsabilidad, elabora informes especiales que se les denomina de “Relación de Hechos” o bien “Denuncias Penales”, los cuales se presentan para la apertura de procedimientos administrativos o inclusive para insumo del Ministerio Público, en las investigaciones que son de resorte atender.

De todo lo expuesto, la opinión pública puede darse por informada que los auditores internos del Sector Público, en su mayoría considero que están actuando en vigilancia de los mejores intereses de los recursos públicos, que son propiedad de todos los costarricenses y los males manejos de los fondos que han conocido, no son de su responsabilidad que se hayan cometido y si estos se conocen, es por la efectiva labor que están cumpliendo las auditorías internas, en beneficio de todos los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *