La influencia de la digitalización en el crecimiento económico de las naciones

El desarrollo de las naciones y la divergencia que se presenta entre estas tienen fundamentos múltiples, que pueden ir desde la fortaleza de las instituciones que la administran y la direccionan, los principios y los valores intrínsecos de sus ciudadanos, hasta, la capacidad que tenga para establecer objetivos de corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, en las sociedades de hoy existen otros elementos que tienen fuerza y poder a la hora de explicar las diferencias en el crecimiento de cada país. Uno de esos elementos deriva del desarrollo tecnológico y el auge de la informática que desde mediados del siglo XX empezó a tomar impulso, consolidándose como un campo donde cada país tiene la obligación de acoger y procurar su desarrollo. En otras palabras, las naciones deben ser parte de la era de la digitalización.

Pero, ¿Qué es la digitalización? La definición simple del término está relacionada a la “conversión de la información analógica en formato digital”, en otras palabras es pasar lo que está escrito en un papel a la pantalla de un computador. Sin embargo, esta definición para la sociedad actual queda corta y puede ser ampliada a la “conversión de la información analógica en formato digital, la cual se puede movilizar a través de la combinacion entre las tecnologías de la informacíon y las comunicaciones”.

Con lo anterior se puede asegurar que las bases de este fenómeno, que es social, nacen con el desarrollo de aparatos e instrumentos como la imprenta, el telégrafo y el televisor, por nombrar algunos. Estos, se convirtieron en medios que agilizaron el proceso de acceso a la información perfeccionándose con el paso del tiempo, hasta dar origen a elementos más especializados como los computadores, el internet, los celulares inteligentes, las redes inalámbricas, las antenas de comunicación, entre muchos otros.

La influencia de la digitalización en el crecimiento económico de las naciones se argumenta desde varios puntos. El primero, y seguramente el más importante, es el incremento en la productividad. Para ello basta ver que en años anteriores, realizar un proceso contable para una empresa de altas magnitudes podía demorarse días y hasta semanas; en la actualidad, todo ese proceso se puede realizar en cuestión de horas gracias a la existencia de equipos y software especialiados. También, se puede citar el tiempo que se demoraba un correo, el cual debía viajar en caballos, barcos, trenes, buses y demás; hoy, el correo no demora más que unos cuantos segundos. De forma similar, nacen las videoconferencias, los libros electrónicos, los pagos en línea, el registro y procesamiento de los datos, todo de una forma más rápida.

El otro punto determinante es el acceso a la información. Saber qué paso en algún lugar cuando se está a miles de kilometros de él, permite anticiparse a los hechos, y esto constituye la materia fundamental para la toma acertiva de decisiones. El movimiento de las divisas, las bolsas de valores y el riesgo ante fenómenos naturales, son ejemplos de este factor.

Al respecto, el presidente de Telefónica, César Alierta, en el reciente Mobile World Congress realizado en Barcelona, España, aseguró que con un incremento en un 10 % de la digitalización de la economía, la razón de crecimiento del PIB per cápita podría alcanzar el 40 %. Esta afirmación, aunque ambiciosa, puede ser cierta. Para dar una muestra de ello, si se compara el número de usuarios de internet por cada 100 personas para cuatro países: Alemania, Estados Unidos, Finlandia y Chile, con el PIB per cápita de esos países para el período 2000 – 2014, se puede notar que el comportamiento de las dos variables es similar, Grafica 1. Quedaría pendiente, bajo estudios técnicos, definir la relación de causalidad y si esta es unidireccional o bidireccional.

Ahora, observando los mismos datos para el caso de Colombia  la relación se sostiene e incluso se evidencia que las variaciones presentan mayor relación (Gráfica 2), con lo cual se podría concluir que, tomando el número de usuarios como una variable proxi del nivel de digitalización de un país y el PIB per cápita como muestra del crecimiento económico, lo dicho por el alto ejecutivo de Telefónica tiene lógica.

En resumen, la digitalización genera rapidez en la realización de las actividades, que en términos económicos se convierten en una mayor productividad, efecto que asociado al acceso a la información termina por influenciar en el crecimiento económico de cada nación, convirtiéndose en uno de los factores claves para entender las divergencias que se encuentran entre ellas.

Fuente: Sectorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *