La transformación empresarial liderada por la creatividad

La innovación representa un crecimiento social y económico y, conscientes de ello, las empresas invierten en innovar con la mira puesta en progresar, adaptarse y mantenerse vigentes en el mercado global; en evolucionar y manifestar los cambios sociales y tecnológicos, así avanza la transformación empresarial.

Si bien la tecnología y sus constantes cambios desempeñan un papel esencial al momento de innovar, el verdadero reto para la transformación empresarial es no permitir que sus procesos dependan de las herramientas tecnológicas. Los líderes, trabajadores y equipos dentro de las compañías deben estar en capacidad de generar ideas creativas y aplicarlas; los empresarios deben velar por el fomento de la creatividad para proponer soluciones innovadoras que no solo contribuyan internamente, sino que les permita sobresalir y ser un punto de referencia en el sector y en el país.

Redacción INCP a partir de artículo publicado por MBA & Educación ejecutiva 

Para más información consulte el artículo titulado “Innovación, ¿el desafío de la transformación empresarial?” publicado por Mba & Educación ejecutiva 

Innovación, ¿el desafío de la transformación empresarial?

La innovación prospera en todo el mundo. Actualmente, tanto los países desarrollados como los países en vías de desarrollo promueven la innovación, en mayor o menor medida, para que haya crecimiento económico y social. Es en este contexto, que las empresas también invierten en diferentes tipos de innovaciones para poder adaptarse, crecer y mantenerse vigentes, competitivos y rentables en el mercado globalizado.

Para Ron Cregan, consultor de estrategia creativa en Sedley Place, “una empresa innova porque es una entidad viviente, entonces tiene que evolucionar constantemente y reflejar los cambios que se dan en la sociedad y en la tecnología. Sin innovación una empresa no existe. Si una empresa no invierte en innovación, se convierte en obsoleta y, eventualmente, fracasa”, señaló.

Usualmente se piensa que la innovación está estrechamente relacionada con las tecnologías. Si consideramos a Suiza, país que lidera por noveno año consecutivo el ranking de los países más innovadores del mundo del 2019, su desempeño sobresaliente se refleja en extraordinarios resultados en innovación, especialmente en las solicitudes de patente, los ingresos por derechos de PI y la fabricación de productos de alta tecnología.

En el caso de Suecia, que ocupa el segundo lugar en el mismo ranking, su desarrollada infraestructura, un sector empresarial innovador y los efectos de su inversión en conocimiento y tecnología, son los factores que lo colocan en dicha posición.

Como lo demuestran estos dos países, la tecnología tendría un rol único y determinante al momento de innovar. Sin embargo, Cregan considera que sí puede haber innovación sin tecnología. “Innovación no es solo tecnología y producción en masa. La innovación se puede dar en la producción de muebles a mano; puede ser una forma de hacer las cosas. Debemos ver al mundo no como un lugar industrializado si no humano. Todo cuenta. Al momento de innovar, un lápiz para dibujar algo es tan importante como la inteligencia artificial de IBM Watson”, enfatizó.

En ese sentido, innovar puede representar un desafío para la transformación de las compañías, pero superar ese reto es factible, tanto para las firmas grandes como para las pequeñas y medianas, pertenecientes a cualquier sector, ya que no se trata solo de emplear las últimas tecnologías disponibles.

Para poder innovar es necesario y fundamental generar ideas creativas que luego se apliquen a la realidad. Cregan explicó al respecto que “las ideas creativas vienen de todo lugar, solo se trata de mantener los ojos abiertos. Todas las ideas están en el mundo que nos rodea, entonces si experimentamos el mundo con ojos muy abiertos, veremos situaciones que nos van a inspirar y es de esa inspiración que se originan las ideas creativas y también fomentaremos nuestra creatividad”.

Las empresas pueden aplicar una idea creativa y generar un cambio significativo en la sociedad y economía en la que operan. Carlos Campos, jefe de liderazgo, innovación e investigación de Toulouse Lautrec, manifestó que “es muy importante que los empresarios fomenten la creatividad en serio para que sus compañías creen soluciones innovadoras que, al ser aplicadas a cada contexto, contribuyan con el desarrollo sostenible de su país”.

Por su parte, Cregan considera que “la disrupción es un mecanismo para sobresalir y es un punto de diferencia. Gracias a la innovación disruptiva, las firmas pueden sobresalir en el sector, y por qué no, liderarlo. Además, para que una organización o producto nuevo ingresen al mercado de forma exitosa, debe hacer ruído y/o generar atención. Este tipo de estrategia disruptiva es una excelente técnica para que las empresas pequeñas crezcan y se conviertan en grandes firmas”, finalizó.

Fuente: Mba & Educación ejecutiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *