Las obligaciones de denuncia deberían recaer sobre todas las personas, cualquiera fuere su vínculo con una entidad