Lo que todo auditor de información financiera debe conocer de la NIA 500 emitida por la IFAC

La norma internacional de Auditoría 500 presenta la responsabilidad del auditor de diseñar y realizar procedimientos de auditoría para obtener la suficiente y apropiada evidencia de auditoría, explicando lo que constituye la evidencia de auditoría de estados financieros. Esta norma trata de toda la evidencia de la auditoría, a diferencia de las normas 200, 230, 315, 520, y 570 que presentan aspectos específicos relacionados con la evidencia de auditoría.

Objetivo

El auditor debe diseñar y realizar los procedimientos de auditoría necesarios para obtener la suficiente y apropiada evidencia, que le permitan obtener conclusiones razonables que soportan su opinión sobre los estados financieros.

Requisitos

Evidencia suficiente y apropiada de auditoría: el auditor debe diseñar y realizar los procedimientos de auditoría necesarios para obtener suficiente y apropiada evidencia de auditoría. Dentro de los procedimientos de auditoría que el auditor puede preparar podemos encontrar:

  • Inspección: examinar registros o documentos tanto internos como externos, que se presenta en papel, forma electrónica u otros medios.
  • Observación y revisión: observación de un proceso o procedimiento desarrollado en la entidad.
  • Recálculo y reproceso: el recálculo es la verificación matemática de documentos y registros, y el reproceso la ejecución del auditor de procesos o procedimientos que se realizan en la entidad.
  • Confirmación: confirmación de terceros escrita o por medios electrónicos de aseveraciones, acuerdos o transacciones que presente la entidad.
  • Procedimientos analíticos: evaluación de la información financiera mediante un análisis de los datos.

Además se pueden incluir procedimientos que hagan parte de la investigación que se realizan para la evaluación del riesgo, pruebas a controles, detalles y procedimientos analíticos sustantivos, que le puedan brindar al auditor información relevante.

Durante el desarrollo de la auditoría, el auditor va obteniendo la evidencia que se va acumulando, de los registros contables y trabajo realizado por un experto de la administración; además puede recurrir a otras fuentes relevantes como los son auditorías previas y procedimientos de control de calidad que le puedan brindar evidencia suficiente y apropiada.

Información que se va a usar como evidencia de auditoría: al momento de que el auditor diseña y aplica los procedimientos para la recolección de evidencia, debe garantizar que la evidencia obtenida sea relevante y confiable. Es por esto que debe entender el proceso de la elaboración de los estados financieros, lo que implica conocer la experiencia y capacidad del experto de la administración y evaluar lo apropiado de su trabajo. De la misma manera, cuando utiliza información de la entidad debe evaluar su exactitud e integridad, lo que le permite garantizar la confiablidad y relevancia de la evidencia de auditoría que va obteniendo y de la cual emite conclusiones. La confiabilidad de la evidencia de auditoría depende de su naturaleza y fuente, así como de las circunstancias bajo las que se obtiene, es por esto que la evidencia de auditoría es más confiable cuando se obtiene de fuentes independientes de la entidad, cuando el auditor la obtiene directamente y cuando existe en forma de documento, ya sea en papel, en forma electrónica u otro documento.

Selección de las partidas para realizar pruebas y obtener evidencia de auditoría: el auditor debe seleccionar las partidas a las que le aplicara las pruebas y procedimientos de auditoría, que sean efectivas y le permitan obtener la evidencia necesaria para cumplir con los objetivos de los procedimientos de auditoría. El auditor puede seleccionar todas las partidas, partidas específicas o mediante un muestreo de auditoría; esta selección depende de las circunstancias en que se está desarrollando la auditoría.

Inconsistencia en o dudas sobre la confiabilidad de la evidencia de auditoría: cuando el auditor determina que la evidencia obtenida es inconsistente en relación a otra evidencia o tiene dudas sobre su confiabilidad, debe realizar las modificaciones pertinentes en los procedimientos de auditoría para resolver las dudas, y revisar los efectos que pudieran existir de esta evidencia.

 Fuente: Auditool – Por Vladimir Martínez R.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *