La auditoría forense y su aplicabilidad en el sector público costarricense

La auditoría forense y su aplicabilidad en el sector público costarricense

juan-dios-arayaPor: Lic. Juan de Dios Araya Navarro. MAPED,CRMA, NIA

Contador Público Autorizado, Costa Rica. 

Auditor Interno Gubernamental

La corrupción es una de las principales causas del deterioro del Patrimonio Público. La auditoría forense surge como una alternativa para combatir este flagelo. La auditoría forense es una alternativa porque permite que un experto emita ante los jueces conceptos y opiniones de valor técnico, que le permiten a la justicia actuar con mayor certeza, especialmente en lo relativo a la vigilancia de la gestión fiscal.

La auditoría forense la entendemos como la labor de auditoría que se enfoca en la prevención y detección del fraude financiero y la corrupción; por ello, generalmente los resultados del trabajo del auditor forense son puestos a consideración de la justicia, que se encargará de analizar, juzgar y sentenciar los delitos cometidos (corrupción financiera, pública o privada).

El propósito fundamental de la Auditoria Forense gubernamental no es detectar fraude, sino más bien prevenirlos, porque es la responsabilidad propia de la administración de la Administración Pública, de acuerdo al ordenamiento de control vigente.

Conforme a las Normas Internacionales de Auditoría (NIA) “El fraude se refiere a un acto intencional por uno o más individuos dentro de la administración, empleados, o terceras partes, el cual da como resultado una representación errónea de los estados financieros”.

La Auditoría Forense como sistema de control e investigación provee de las evidencias necesarias para enfrentar los delitos cometidos por funcionarios y empleados del sector gubernamental, de esta forma se controlará los múltiples fraudes cometidos en perjuicio del desarrollo de los países. Como técnica especializada de auditoría, permite al Auditor  estar en capacidad de detectar para investigar las señales de alerta, observar conductas, comportamiento de los funcionarios, que pueden ser indicadores de los posibles fraudes que se presentan en la organización.

Como ejemplo de  señales de alerta:

  • Cambios en el comportamiento, rumores de riqueza desproporcionada,
  • Mejora nos justificada de condición económica, otros.

Por este tipo de auditoría, se realiza un examen analítico de los  expedientes de los tramites en los q participa el funcionario, para detectar posibles actuaciones irregulares, que permitan comprobar, condiciones de atribución de autorizaciones que tienen los empleados y pueden permitir un fraude, en modalidades como las siguientes:

  • Apropiarse de recursos públicos ( activos o financieros)
  • Solicitar prebendas o dineros a particulares por los servicios que presta,
  • Encubrir operaciones o transacciones ilegales, para favor a propios o terceros

Este tipo de alertas, se pueden recibir  en las auditorías internas por los siguientes medios:

  • Atención denuncias ciudadanas.
  • Traslados de investigaciones de órganos de fiscalización internos o externos.
  • Valoraciones de riesgos que realiza la Auditoría Interna.
  • Análisis del ambiente de control institucional.

Con el desarrollo de esta técnica de auditoría,   la Auditoría Interna, debe de establecer en sus registros de información, procedimientos que le permitan definir indicadores de fraude, a los cuales debe poner especial atención, para direccionar el trabajo.

Se entiende por indicar de fraude: el  parámetro cuantitativo q permite establecer existencia de irregularidades (aumento inusual en el costo de la mercadería vendida o en el monto pagado en planillas).

Con base en estos indicadores se formula un Mapa de Indicadores de Fraude, que conformará aspectos de control a los cuales el auditor debe dar especial atención en sus revisiones.

El Auditor debe conocer las diversas tipologías del delito que se presentan en su organización: forma particular en q un delito es cometido, empleados fantasmas, jineteo,  Lo empleados sujetos al fraude, se especializan cada día en inventar nuevos tipos de tipologías, para evitar ser detectados.

La Norma  NIA 11, dispone la pertinencia, de que se evalúen:

  • Transacciones inusuales, especialmente cerca de fin de año, tienen efecto importante sobre utilidades.
  • Tratamientos o transacciones son complejos.
  • Transacciones con partes relacionadas
  • Pagos de servicios como abogados, consultores.
  • Registro inadecuado archivos incompletos, excesivos ajustes a libros y cuentas
  • Documentacion inadecuada de las transacciones, falta de autorizaciones, documento soportes no disponibles y alteración de documentos.
  • Diferencias entre registros de contabilidad y confirmaciones de terceras partes,
  • Evidencia conflictiva de auditoria y cambios inexplicables en los porcentajes de operación.
  • Comportamiento de un funcionario fuera de normas usuales (horarios, forma de vestir, vivienda, vehículos).

También la Norma 240 (NIA) trata de las responsabilidades del auditor con relación al fraude en una auditoría de estados financieros. Específicamente, abunda sobre cómo deben aplicarse la NIA 3151 y la NIA 330,2 en relación con los riesgos de errores de importancia relativa debidos al fraude.  Definiendo como características del fraude, los errores en los estados financieros y contables, que  pueden surgir ya sea por fraude o por equivocaciones. Considera que el factor distintivo entre fraude y equivocación es si la acción fundamental que produce el error en los estados financieros es intencional o no intencional.

Aunque el fraude es un concepto legal amplio, para fines de las NIA, al auditor le interesa el fraude que es causa de errores de importancia por dos tipos de errores intencionales son relevantes para al auditor –los errores que son resultado de información financiera fraudulenta y los errores resultado de malversación de activos

La Auditoria Forense evalúa e investiga con fundamento en la lógica de la evidencia material y de la prueba procesal, centrándose en el hecho ilícito y en la mala fe de las personas, basada en la aplicación del conocimiento relacionado con los dominios de lo contable como: información financiera, contabilidad, auditoría y control, participando activamente en el conocimiento relacionado con investigación financiera, cuantificación de Pérdidas y ciertos aspectos de ley que van a servir como fuente de evidencia orientada a las cortes legales ya sean penales o civiles.

La práctica de la Contaduría Pública internacional, la cual es adoptada en Costa Rica por el Colegio de Contadores Públicos, con base en las Normas de la Federación Internacional de Contaduría (IFAC) que ha promulgado las NIAS (Normas Internacionales de Auditoría), busca dar mayor relevancia a un nuevo modelo de ejercicio de la auditoría y de producción técnica, fundada en el peritazgo y la veracidad de la información contable y financiera de las organizaciones privadas que contribuye con el adecuado control y uso de los recursos del Estado, razón por la cual se considera oportuna esta investigación, que conlleva a la aplicación de las etapas de la Auditoria Forense, como son:

  • El análisis,
  • Cuantificación de perdidas,
  • Investigación,
  • Recolección de evidencia,
  • Mediación,
  • Arbitramento y
  • Testimonio

Auditoria Forense puede tener un amplio escenario de aplicación tanto en el Sector Público, como en el sector privado. De esta forma ambos sectores pueden prevenir y sancionar los actos de corrupción. Se empieza por describir las generalidades, donde opera, cual es el rol del auditor forense y cuales deben ser sus cualidades.

Desde la perspectiva  y práctica de la Contaduría, la Auditoria Forense es una ciencia-técnica que busca: Reunir y presentar información financiera, contable, legal, administrativa e impositiva. Presentar los informes técnicos en una forma que sean aceptados para procesos legales en la vía  judicial contra los perpetradores de un crimen económico o diversas modalidades de fraude que afectan al Erario Público.

El reto en este momento para las Auditorías Internas de nuestro país, es preparar profesionales de la Contaduría, la Economía, la Administración y el Análisis financiero con visión integral para aplicar las técnicas de “auditorías forenses”, que faciliten evidenciar especialmente, delitos como: la corrupción administrativa, el fraude contable, el delito en los seguros, el lavado de dinero y las finanzas del terrorismo, entre otros escenarios. –

Las herramientas que emplea la Auditoria Forense son de tres tipos: los marcos referenciales de gestión; los instrumentos técnicos de indagación y diagnóstico; los instrumentos tecnológicos que hoy existen. Por marcos referenciales de gestión están las Leyes que dentro de su ámbito sustantivo y adjetivo permiten que se aplique como medio idóneo en una investigación de carácter penal o como medio probatorio bien sea Penal, Civil o Contencioso administrativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *