Prepárese para cumplir con sus obligaciones tributarias ¡Llegó la hora de declarar renta!

Nuevamente llegará la hora en que las personas naturales deberán declarar y pagar impuestos, por los ingresos que percibieron en 2018. En esta nueva temporada de declaración, los contribuyentes deberán cancelar un valor adicional, además de contar con los descuentos por retención en la fuente.

La obligación de declarar será para 3 millones de personas naturales, quienes tendrán el deber de cumplir con la declaración de renta de 2018. Además, tendrán que declarar aquellos contribuyentes que para el 31 de diciembre de 2018 hayan registrado un patrimonio bruto igual o superior a $149’202.000; quienes hayan recibido ingresos superiores a $46’418.000 o hayan efectuado compras o consumos con tarjetas de crédito por el mismo valor. Por otro lado, también deben declarar aquellas personas que durante 2018 fueron responsables del Impuesto sobre las Ventas (IVA) o el Impuesto Nacional al Consumo (INC).

Vale aclarar, que la declaración se podrá hacer a partir del próximo 6 de agosto y hasta el 17 de octubre de 2019. Se denota que los contribuyentes deberán realizar la declaración, según el calendario tributario y teniendo en cuenta los dos últimos dígitos de su cédula. Comenzarán aquellas personas cuyo documento de identificación finalice en los dígitos 00 y 99 y se cierra con el 01 y el 02. La sanción mínima para quienes incumplan con el pago de la declaración de renta será de $343.000, equivalentes a 10 Unidades de Valor Tributario (UVT) de 2019 (1 UVT 2019 =$34.270). 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Dinero 

Para más información, lea el artículo: “¡Llegó la hora de declarar renta!” de la fuente Dinero.

¡Llegó la hora de declarar renta! 

De nuevo llega la época del año en la que las personas naturales deben declarar y pagar impuestos por los ingresos que recibieron el año inmediatamente anterior.

Parte de ese pago lo realizan mensualmente mediante los descuentos por retención en la fuente, pero en muchos casos ese pago es insuficiente y en esta temporada de declaración de renta deben cancelar un valor adicional.

Pese a que el gobierno Duque aprobó cambios en el estatuto tributario a través de la Ley de Financiamiento, dichas modificaciones no aplicarán para la declaración de renta que se haga en 2019 y que corresponde a los ingresos de 2018, sino que entrará en vigencia a partir de 2020.

Aunque con la modernización de la Dian, cada vez hay más herramientas que facilitan el cálculo y pago de esta obligación, persisten las dudas entre los contribuyentes, en especial entre quienes se estrenan ante la Dian.

Por ello, Dinero realiza un abecé de lo que se debe tener en cuenta con este impuesto. 

¿Quiénes deben declarar?

Se estima que alrededor de 3 millones de personas naturales tendrán que cumplir con la declaración de renta por el año gravable 2018. Al igual que las sucesiones ilíquidas, que hacen referencia al patrimonio –conformado por bienes, rentas y deudas– que dejó una persona fallecida y que debe ser presentada por el heredero o el albacea encargado.

La obligación de declarar renta será para todos aquellos que al 31 de diciembre de 2018 registraron un patrimonio bruto igual o superior a $149’202.000. Igualmente, quienes hayan recibido ingresos superiores a $46’418.000 o hayan efectuado compras o consumos con tarjetas de crédito por este mismo valor, así como quienes hayan realizado movimientos financieros, consignaciones bancarias, depósitos o inversiones por esta misma cifra.

También deberán declarar las personas que durante 2018 fueron responsables del Impuesto sobre las Ventas (IVA) o el Impuesto Nacional al Consumo (INC), independiente de si cumplen o no con los topes anteriormente señalados.

¿Declarar es igual que pagar?

Jairo Pineda, funcionario de la subdirección de asistencia al cliente de la Dian, explica que declarar no es lo mismo que pagar, pues esto depende de la realidad económica de cada persona.

“Hay contribuyentes que están obligados a presentar la declaración porque superan el tope de patrimonio, pero no tienen ingresos”, precisó.

Esto quiere decir que, así no tengan que pagar este impuesto, deben cumplir con el deber formal de declarar renta.

Así mismo, está el caso de quienes con el pago mensual de la retención en la fuente ya adelantaron su impuesto de renta y no deben pagar nada, solo declaran. Además, está la opción de cruzar el valor del impuesto a cargo con el saldo favor que se tenga ante la Dian.

Propuesta sugerida

En la actualidad, 2’950.000 personas declaran el impuesto de renta, pero esta es una cifra baja frente a una población de más de 48 millones de habitantes. Por ello, en el proceso de transformación de la Dian, la entidad busca aumentar el número de contribuyentes.

Una de las herramientas que va a implementar a partir de este año es la declaración sugerida, que consiste en un formulario prediligenciado para los contribuyentes, el cual podrán verificar y editar a través de la página web de la Dian.

“Más que llegar con toda la declaración hecha y decirles: ‘este es el valor a pagar ‘, vamos a sugerirles varios datos de la declaración”, señala la subdirectora de asistencia al cliente de la Dian, Adriana Solano.

Para el director de Ingresos de la entidad, Lisandro Junco, la apuesta con esta estrategia es lograr que las declaraciones se hagan de manera digital y, cuando se cuente con la tecnología necesaria, hacerlas completas para entregarle a la persona el valor total a pagar y que solo sea revisar.

Además, en la página de la Dian está el programa Ayuda Renta, así como información base reportada por terceros (exógena) para facilitar el cumplimiento de esta obligación.

Para usar estas herramientas, los contribuyentes deben crear una cuenta de usuario habilitado en la página web de la Dian. Allí tendrán que seleccionar el formulario 210 para que el sistema les arroje la información sugerida.

Así no solo se esperan más contribuyentes, sino también mejorar las cifras de casi 1 millón de personas que históricamente han presentado información inferior a la verdadera y terminan declarando menos de lo que deberían.

Lo que viene

Como se mencionó anteriormente, este año se mantendrá el sistema de renta cedular, el cual clasifica los ingresos de acuerdo con su origen para aplicar una tarifa y dar un tratamiento particular a cada perfil, bien sea por rentas de trabajo, de pensiones, de capital, no laborales y de dividendos y participaciones.

En 2020 habrá otro sistema que unificará las cédulas de trabajo, de capital y las no laborales.

Por ahora, la entidad espera recaudar más de $3,2 billones con el impuesto a la renta por el año gravable 2018 a personas naturales durante la jornada que se inicia en agosto. Espera lograrlo con sus herramientas tecnológicas. A preparar el bolsillo.

Fechas:

La declaración se podrá hacer a partir del próximo 6 de agosto y hasta el 17 de octubre de 2019.

Los contribuyentes deberán realizarla, según el calendario tributario y teniendo en cuenta los dos últimos dígitos de su cédula. Comienzan aquellas personas cuyo documento de identificación finalice en los dígitos 00 y 99 y se cierra con el 01 y el 02. Cabe recordar que la sanción mínima para quienes incumplan con el pago de la declaración de renta será de $343.000, equivalentes a 10 Unidades de Valor Tributario (UVT) de 2019 (1 UVT 2019 =$34.270). Después de diligenciar el impuesto de manera virtual se deben imprimir dos copias del formulario, firmarlas y presentarlas en cualquiera de las sucursales de los 13 bancos del país autorizados para recibir la declaración y el pago.

Fuente: Dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *