Analistas afirman que el sistema tributario para empresas impide su competitividad

Analistas afirman que el sistema tributario para empresas impide su competitividad

firma-3  El Gobierno Nacional ahora tiene la misión de informarle a sus analistas y expertos en política económica y tributaria, que es necesario descartar las medidas provisionales, pero que las estructurales deben aumentar su importancia en el ámbito económico y en relación a las empresas que ven reducido su desarrollo por la gran cantidad de impuestos que deben pagar. Esta es la conclusión a la que llegaron varios de los expertos que participaron en el IV Evento Tributario organizado por Asobancaria.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por Mercado de Dinero Colombia    

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Se necesita de un sistema tributario “pro-competitividad” de la fuente Mercado de Dinero Colombia.

 Se necesita de un sistema tributario ´pro-competitividad´

¿Hacia dónde debe estar enfocada la constitución de una reforma tributaria estructural?

Alta tasa de tributación, cambios en las reglas de juego para los empresarios y la complejidad de sus normas, son motivos que hace que las empresas y la banca pidan una reforma estructural a gritos.

En el IV Encuentro Tributario que fue organizado por Asobacaria, expertos coincidieron en que el Gobierno Nacional ahora tiene la tarea de decirle a sus analistas en política económica y tributaria, que descarten medidas provisionales y sean las estructurales las que cobren importancia en la esfera económica y del empresariado que viven un calvario por la masividad de impuestos que los agobian y dificultan su desempeño.

Cargas que ahogan a cualquiera

De acuerdo con el presidente de Asobancaria, Santiago Castro en Colombia el sistema impositivo se ha convertido en una tarea cada vez más compleja, no solo por la multiplicidad de normas jurídicas que lo integran como consecuencia de las más de diez reformas tributarias que se han realizado en las últimas décadas, sino porque pese a los esfuerzos que regulatoriamente se han hecho, el régimen vigente aún no atiende a los principios de eficiencia, equidad y progresividad propios de un óptimo sistema impositivo.

Al momento de hacer negocios las cosas no están claras ya que de acuerdo con la información del Doing Bussines que cita el presidente del gremio, al evaluar las economías de  los países respecto a la facilidad para hacer negocios en 2016, Colombia no resulta bien posicionada en materia de pago de impuestos y ocupa el puesto 136 entre 189 economías estudiadas.

“Tan solo en el ámbito regional, el rezago es evidente pues América Latina cuenta con una tasa de impuesto total mucho menor en términos comparativos a la colombiana, cercana al 47,7 %; mientras que en los países de la OCDE esta tasa alcanza el 41,2 %”, sostuvo Castro.

Adicionalmente el vocero del gremio bancario asegura que en el caso específico del sector financiero, que para desarrollar de manera eficiente su función económica requiere de altos índices de liquidez, las tarifas de retención en la fuente por concepto de renta y CREE sobre comisiones, intereses de cartera y derivados resultan excesivas, dando lugar a saldos a favor.

“En estudios realizados por Asobancaria se observa que para el año 2014 las autorretenciones por concepto de intereses de cartera del sector presentaron un saldo a favor de $41.000 millones y por concepto de comisiones de $112.000 millones. Por su parte, las autorretenciones en los derivados no muestran un mejor panorama, pues han llegado a representar en algunos años más del 400 % de las utilidades de estos contratos y durante el 2013 y 2014, aunque se generaron pérdidas en su operación, el monto de autorretención ascendió a $147.000 y $322.000 millones, respectivamente”, dijo el directivo.

Para estos efectos negativos Castro señala que es evidente que se requiere de manera urgente un ajuste a las tarifas de retención, porque la evidencia de reiterados saldos a favor denota en el fondo, empréstitos obligados que las entidades financieras deben realizar a favor del Estado.

Por otro lado, Asobancaria argumenta que la contribución en el recaudo de impuestos de las personas naturales en Colombia es baja, incluso en comparación con los países de la región. Mientras en países como México y Argentina las personas naturales contribuyen con el 55 % y el 40 % del recaudo total de impuestos, respectivamente, en el nuestro solo lo hacen con el 17,4 %, correspondiéndole el restante 82,6 % a las empresas.

 

audio-10

Fuente: Mercado de Dinero Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *