Aplazadas las reformas estructurales por decisión del Gobierno hasta nuevo aviso

Aplazadas las reformas estructurales por decisión del Gobierno hasta nuevo aviso

tratoEl Gobierno colombiano ha decidido aplazar la presentación de las propuestas y los planes para la implementación de las reformas estructurales planteadas por la Comisión de Expertos Tributarios y la OCDE. Actualmente se está exigiendo una explicación por la decisión tomada, puesto que las entidades involucradas en este proceso esperan que la implementación de las reformas se haga lo más pronto posible debido a la economía emergente colombiana, y si esto no llegase a suceder podría afectar más la situación en todo el país. A pesar de esto, el Gobierno anunció que es muy posible que no lleve al Congreso este primer semestre la reforma tributaria y pensional. 

Redacción INCP a partir de artículo publicado por El Colombiano 

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “¿Por qué se aplazan las reformas?” de la fuente El Colombiano. 

¿Por qué se aplazan las reformas?

Mientras la Comisión de Expertos Tributarios y la OCDE urgen la implementación de reformas estructurales y formulan propuestas, el Gobierno decide aplazar su presentación.

La Comisión de Expertos para la Equidad y la Competitividad Tributaria rindió su informe final en el que propone la reforma tributaria estructural que el país necesita y que por tantos años se ha dejado al margen.

Los expertos señalan que con la propuesta no solo se pretende incrementar el recaudo, de tal forma que el Gobierno cumpla con la regla fiscal, sino que se busca alcanzar una mayor equidad a través de la política fiscal al tiempo que aumentar la eficiencia tributaria para facilitar los avances en materia de inversión, empleo, crecimiento y competitividad.

La Comisión propone un conjunto de ajustes en la estructura tributaria del país, lo que implica afectar los diversos tipos de impuestos, incluido el IVA, el de renta, a los dividendos, los territoriales y las regalías. Esto va acompañado de la necesidad de fortalecer la administración tributaria.

Al reconocer la necesidad que se tiene de hacer efectiva la reforma tributaria integral y la urgencia de su concreción, la Comisión advierte que ello constituye un “gran reto para el Gobierno, el Congreso y la sociedad colombiana”.

De otra parte, la OCDE publicó un nuevo informe sobre Colombia dedicado a los temas del mercado laboral y las políticas sociales.

Aunque se reconocen los logros de los últimos años, se señalan los problemas estructurales que subsisten y que limitan mayores avances. Entre ellos está la informalidad laboral y las dificultades derivadas de la fijación del salario mínimo.

Ello lleva a la OCDE a formularle al Gobierno un conjunto de recomendaciones en el campo laboral y pensional e insiste en la necesidad de llevar a cabo profundas reformas en estos dos aspectos.

Entre las sugerencias están el establecimiento de reglas claras sobre las prestaciones sociales, la formalización laboral y los contratos de las empresas de servicios temporales. También se insiste en la necesidad de acabar con la competencia entre el plan público de pensiones y el privado y en igualar la edad de jubilación entre los hombres y las mujeres.

Como lo ha puesto de presente el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los hechos acontecidos en lo corrido del año lo corroboran, la marcha de la economía mundial cada día se dificulta más. Ello pone aún mayor presión sobre muchos países emergentes, entre los que se encuentra Colombia.

La difícil coyuntura a la que se enfrenta se da en momentos en que se avizora la eventual concreción del acuerdo de La Habana. De ser así, se deberá contar con recursos adicionales que garanticen el cumplimiento de lo convenido.

Todo esto hace más urgente la estabilización y la dinamización de la economía, para lo cual se requiere la aprobación de las reformas estructurales.

Sin embargo, el Gobierno ha anunciado que muy probablemente en este primer semestre no va a llevar al Congreso las reformas tributaria y pensional.

Frente a esta decisión cabe preguntarse, ¿de dónde saldrán entonces los recursos fiscales que con urgencia se requieren? ¿Acaso se van a generar gracias a la austeridad en el gasto de operación? ¿Vendrá acaso la reducción de la inversión pública? ¿O, para facilitar las cosas y evitar mayores desgastes, se recurrirá a la emergencia económica?

No es claro cómo en momentos en que los riesgos externos, las dificultades económicas y las necesidades fiscales demandan de decisiones firmes, el Gobierno decide aplazar la presentación de la reforma tributaria estructural. Sin duda, la ciudadanía merece una explicación.

Fuente: El Colombiano

One Response

  1. FREIRE DE JESUS PALOMINO OSSA dice:

    Haciendo un analisis de las ultimas reformas tributarias, cabe resaltar que nuestro gobierno solo piensa en que la forma mas adecuada de suplir sus necesidades economicos , esta basadas en la generación de más impuestos ; sin evaluar el impacto que esto representa sobre los contribuyentes , sobre todo el consumidor final .
    la generación continua de generación de impuestos , a mas de solucionar factores económicos del estado , incentiva cda vez más al comercio informal , el comerciante Colombiano cada día cree menos en los dirigentes estatales en lo referente al manejo de las finanzas públicas y es por ello que siempre estará a la expectativa de cómo evadir el tributo de estos impuestos.
    Si a esto le agregamos el tema de la salud , en donde no existen verdaderas garantías en la prestación de este servicio , frente a los aportes que los contribuyentes hacen en las EPS , en donde en algunas ocasiones no se consiguen ni medicamentos , ni calidad de servicios de salud; la seguridad nacional es cada día más deprimente, el índice de mortalidad es cada vez más alto debido a los niveles de inseguridad , el promedio de existencia de una persona se reduce cada dia mas y a los gobernantes solo se les ocurre incrementar la edad del ciudadano para efectos de la pensión, sumados estos y otros tantos factores hacen que en Colombia lo que menos queremos es el pago de impuestos , ya que no ve un marcado resultado de estas aportaciones la cual mas que todo recae en el consumidor final al cual el incremento de sus ingresos solo se pacta sobre la base de un indice inflacionario , que no se de donde lo sacas ya que esas estadísticas nunca reflejan la realidad , mientras que los incrementos en los elementos de consumo del ciudadano solo se miden con base valores que superan el índice inflacionario , provocando que cada día se incrmente en Colombia en numero de desempleo ; se aumentan los pobres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *