Fedesarrollo revela que economía colombiana empezará a crecer desde el 2019

Fedesarrollo revela que economía colombiana empezará a crecer desde el 2019

globalUn informe presentado por Fedesarrollo reveló que la economía colombiana solo empezaría a crecer de nuevo hasta el 2019. Los pronósticos presentados en el documento indicarían que el mayor impulsor de la economía pasaría a ser ahora el sector de construcción, debido a que la minería frenaría su producción en gran porcentaje, a causa de la baja producción de petróleo en el país. A pesar de esto, los analistas se mantienen positivos frente a la situación económica para el 2019, en el que esperan que las tasas de cambio aumenten significativamente, beneficiando la competitividad en el sector manufacturero y mejorando la industria del sector de importaciones.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por Portafolio

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Colombia crecería al 4 % solo desde 2019: Fedesarrollo” de la fuente Portafolio.

 Colombia crecería al 4 % solo desde 2019: Fedesarrollo

 Un informe de Fedesarrollo reveló que la economía colombiana volvería a crecer a tasas del 4 por ciento solo hasta el año 2019, en medio de un posible escenario en el que los precios del petróleo y del carbón sigan recuperándose con lentitud y en el que Colombia pueda llegar a consolidar la firma de un acuerdo de paz.

De acuerdo con el centro de pensamiento, los pronósticos muestran que “la construcción se mantendría como el principal motor de crecimiento de la economía en el mediano plazo” por cuenta del desarrollo de proyectos de infraestructura de cuarta generación.

“En contraste, el sector minero sería uno de los de menor dinamismo en los próximos años, como consecuencia de una menor producción de petróleo”, explica el documento de Fedesarrollo.

Sin embargo, se prevé que hacia el 2019 –en un escenario base– la tasa de cambio logre un promedio cercano a los alrededor de $3.330, lo cual puede favorecer la competitividad de “las exportaciones manufactureras, además de beneficiar a la industria colombiana por la vía de la sustitución de importaciones”.

Bajo esta previsión, explica el documento, las exportaciones pueden llegar a crecer a tasas del 4,6 por ciento en el 2019. “Por otra parte, esperamos que un eventual cese del conflicto armado genere un efecto positivo en el sector agrícola a mediano plazo, además de mejorar las condiciones de seguridad de varias regiones y promover la inversión en el país”.

Por otra parte, concluye el centro de pensamiento, la inversión y el gasto público continuarían moderándose en los próximos años debido a la contracción de la renta petrolera y a la obligación que tiene el Gobierno de cumplir con las metas de déficit que se propuso con la Regla Fiscal (al 2016, el déficit esperado es del 3,6 por ciento del PIB).

 audio-10

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *