Regulación de la inteligencia artificial

Regulación de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial proporciona numerosas ventajas y avances en todos los campos de nuestras vidas, sobre todo para las empresas al optimizar sus procesos y resultados; sin embargo, su expansión obliga a establecer una regulación con modelos más confiables que eviten posibles riesgos. Así, es fundamental que al planearla y llevarla a cabo, la regulación sea transparente, ética y marque un camino de buenas prácticas y una cultura de autorregulación para todos los niveles de uso.

También se recomienda crear la figura de un líder responsable de la ética en la IA dentro de las compañías, una figura que establezca las reglas y realice pruebas de sesgos para obtener el máximo provecho de la digitalización enfocados en la seguridad. 

Redacción INCP a partir de artículo publicado por Portafolio 

Para más información consulte el artículo titulado “El país se alista ante la tarea de regular la inteligencia artificial” publicado por Portafolio. 

El país se alista ante la tarea de regular la inteligencia artificial 

En el Foro Económico de Davos se generó la discusión sobre la regulación de la Inteligencia Artificial, una tecnología que se está expandiendo en el mundo con fuerza.

Los organismos internacionales ya están trabajando al respecto de una regulación y las empresas sienten que ese es el paso que debe dar la industria, para construir modelos más confiables.

De acuerdo con un reciente estudio global de IBM, 3 de cada 4 empresas están explorando o implementando Inteligencia Artificial y 78% dijo que es “muy” o “críticamente importante” que puedan confiar en que sus modelos.

Para aplicar el tema en el país, Catalina Rengifo, líder de Asuntos Gubernamentales para IBM Colombia, Venezuela y región Caribe, recomienda buenas prácticas como la transparencia.

“Una eventual regulación tendría muchas aplicaciones en el país, considerando que actualmente existe una alta implementación de la Inteligencia Artificial (IA) tanto en Colombia, como en el resto del mundo. Estamos frente a un tema vital. Los sistemas de Inteligencia Artificial deben ser transparentes y explicables, y debe haber un equilibrio entre la regulación y la autorregulación”, explicó.

El llamado que hace la directiva es que se propenda el desarrollo de una cultura de autorregulación.

“Las organizaciones deben ser responsables en el desarrollo de soluciones basadas en IA que tengan un enfoque basado en riesgos, transparencia, ética y buenas practicas”, afirmó.

De igual forma, señaló que “el Gobierno Nacional debe fomentar el desarrollo de esas prácticas responsables de Inteligencia Artificial y garantice con ello los derechos fundamentales de manera equilibrada con el desarrollo, la innovación y la competitividad del país”.

Entre los consejos para las compañías, está el designar un líder responsable de ética en la IA, establecer reglas para diferentes riesgos; contar con sistemas explicables de IA y también la realización de pruebas de sesgos.

“Los beneficiados seríamos todos los actores de la sociedad, porque la inteligencia artificial ya es una realidad en Colombia. Esta tecnología está generando nuevas posibilidades, su beneficio se puede evidenciar en todos los sectores de la economía”, apuntó Rengifo.

Sobre la confianza entre las empresas que desarrollan e implementan la IA con sus consumidores, la directiva afirma que esta debe asegurarse con los consumidores, pues “son cada vez más conscientes de cómo se utiliza esta tecnología y quieren saber cuándo se usa y cómo impacta sus vidas”. 

Fuente: Portafolio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *