Políticas laborales ideadas en miras al postconflicto

Políticas laborales ideadas en miras al postconflicto

trabajadores-colEl viceministro de Empleo y Pensiones, Francisco Javier Mejía, dio a conocer las líneas de acción en las que se concentra el Ministerio de Trabajo en respuesta al posconflicto, entre ellas se están planteando una serie de decretos que impulsan múltiples programas dirigidos especialmente a la población joven, diseñados para adaptarse a las demandas de la etapa que se avecina. 

Redacción INCP a partir del artículo publicado por Ministerio de Trabajo 

Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “MinTrabajo presentó agenda laboral para postconflicto” de la fuente Ministerio de Trabajo. 

MinTrabajo presentó agenda laboral para postconflicto 

El viceministro de Empleo y Pensiones, Francisco Javier Mejía, anunció las líneas de acción en las que se enfoca el Ministerio de Trabajo de cara al posconflicto, para lo cual prepara una serie de decretos relacionados con programas que están siendo diseñados para atender las mayores prioridades de la agenda laboral para esta nueva etapa que tendrá Colombia, especialmente dirigidos a población joven, áreas rurales y las 23 zonas priorizadas.

Entre los programas que se trabajan, Mejía destacó los intensivos en mano de obra, asesorados por la OIT, y relacionados con sectores como el de la infraestructura (Vías 4G), tecnologías, centros de acopio, plazas de mercado, mantenimiento de fuentes hídricas y reforestación, entre otros.

Así mismo señaló que se va a reforzar el programa de emprendimiento que proviene de la Ley Projoven, la cual posibilita desarrollar planes de empleo en zonas rurales y de posconflicto, dirigidos especialmente para víctimas del conflicto.

Hacen parte de estas medidas el cúmulo de iniciativas dirigidas a la población entre 18 y 28 años de edad, como ’40 mil empleos’, en el que se han vinculado a 26 mil jóvenes, y a los que se les garantiza un año de trabajo; ‘Estado Joven’, una iniciativa que permite por medio de las cajas de compensación familiar y el Servicio Público de Empleo, pagar a los jóvenes sus prácticas realizadas en entidades públicas. Este programa se lanzó en Bogotá y Arauca, y a través del proyecto ‘Manos a la Paz’, se busca que esta población pueda ir a cualquier parte del país a realizar este mismo trabajo.

Se suma el programa de formación y reconversión laboral o mejoramiento de competencias laborales, capacitación de acuerdo a las demandas que requieren las regiones y empleadores.

Mejía también se refirió a la importancia de un fondo solidario que ayude al piso de protección rural para que también los campesinos accedan a beneficios y derechos como en las ciudades.

Y, por último, hizo mención especial al énfasis de MinTrabajo, bajo la tutela Clara López Obregón, en el tema de equidad de género, cerrar la brecha de género en términos económicos y avanzar en igualdad salarial entre hombres y mujeres. Como se observa, la mayoría de programas están diseñados para atacar la afectación de los dos grupos con mayor desocupación en la actualidad: uno de cada dos desempleados son un joven o una mujer.

«Lo importante de todo esto es que ya está en marcha no son sueños, cuenta con los recursos del Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante, FOSFEC, administrado por las cajas de compensación; son programas de respuesta rápida, que le apuntan a la población más vulnerable del país. Este ejercicio es el que he llamado la nueva gobernanza para el empleo, y lo que queremos es que las leyes y decretos queden bien hechos, adecuados, traigan beneficios concretos», dijo Mejía.

Los anuncios los hizo durante el Primer taller de periodistas organizado por Asocajas, durante el que se analizó el sistema de subsidio familiar como agente de cambio y equidad social, y en el que el funcionario habló de la situación actual de la política laboral, la agenda entre las cajas de compensación familiar y MinTrabajo, y los desafíos para la paz y posconflicto.

En lo que respecta a los retos de la cartera laboral para trabajar en conjunto con las cajas de compensación familiar, el Viceministro mencionó el aumento de la cobertura a través de las prestaciones económicas, el desarrollo de líneas de acción en lo rural y el fortalecimiento de la asistencia técnica para mejorar el trabajo articulado con estas. «Las cajas tienen que tener una transición, deben ser de compensación, pero también de solidaridad porque la mayoría de los cotizantes están en los grandes centros urbanos, pero a la otra mitad de la población que no cotiza, no le van a llegar nunca los beneficios del subsidio familiar, solo uno de cada nueve trabajadores del campo reciben subsidio», explicó Mejía.

Por otro lado, igual señaló que «el principal desafío en relación con la seguridad social integral frente al posconflicto es lograr que los trabajadores del sector rural que devengan menos de un salario mínimo accedan a unos niveles básicos de protección social».

Otros retos en relación con la seguridad social -según el funcionario- tienen que ver con facilitar el acceso al sistema de seguridad social integral eliminando dificultosos trámites, establecer un pilar solidario para aquellas personas que cumplida la edad de pensión no puedan acceder a ésta, estimular el ahorro de aquellas personas que tienen alguna capacidad de pago y permitir que obtengan una protección en su vejez.

El Viceministro de Empleo y Pensiones terminó su intervención invitando a los colombianos a votar por el sí en el plebiscito, aludiendo que el sí a la paz va a permitir construir un nuevo país, pensar en otra cosa diferente a la guerra y no continuar en esa agenda monotemática del conflicto armado que solo trae muerte, desgracia, desaceleración económica y estancamiento. 

Fuente: Ministerio de Trabajo