Es claro que el mundo de los negocios influye en la contabilidad y a la inversa