¿Qué diferencias hay entre el factoring y el confirming?

Es bien sabido que para que una empresa pueda alcanzar el éxito efectúe una buena  gestión de tesorería. Pero aún así, la mayoría de empresas son demasiado pequeñas  en sus inicios como para disponer de un profesional financiero que realice dicha gestión.  Así que, como emprendedor, es imprescindible que conozcas un par de sistemas de cobro y de pago que te ayudarán a ti y a tu negocio a agilizar esas gestiones: el  factoring  y el confirming. Estos productos financieros son ofrecidos por entidades  de financiación y, además de agilizar dichos procesos, ayudarán a cuidar las  relaciones comerciales con tus clientes y así alargar la vida de tu empresa.

 ¿Qué es el factoring?

 El factoring es una operación de cesión del crédito por parte de una empresa a una  entidad financiera contra sus deudores, a cambio de un importe convenido. El  factoring es un instrumento de  financiación  a corto plazo que ayuda a las empresas en  la administración de tesorería y garantiza la insolvencia de los deudores de los  créditos cedidos.

 ¿Qué partes intervienen en el factoring?

 En esta operación intervienen tres partes:

  • Cliente: persona que posee un crédito comercial y lo cede a una entidad de  financiación.
  • Entidad de financiación: empresa que ofrece servicios de factoring. Una vez  se ha hecho la cesión de crédito, la empresa de factoring recibirá el importe  total de la  factura  a la fecha de vencimiento.
  • Deudor: persona que emite el crédito comercial al cliente del factoring por  haber recibido productos o servicios de él.

Esta operación puede presentarse de dos formas distintas: con recurso o sin  recurso. Estas dos tipologías se diferencian en función de cuál de las partes asume el  riesgo de impago.

  • Con recurso: la entidad de financiación no responderá en caso de impago por  parte de nuestro cliente. Es decir, si cuando llega la fecha de vencimiento  nuestro cliente no responde al pago, la entidad de financiación nos cobrará el  importe a nosotros.
  • Sin recurso: en esta modalidad, el riesgo de impago se traslada a la entidad  de financiación. Es decir, si cuando llega la fecha de vencimiento el cliente no  ha pagado, la entidad de financiación asumirá el riesgo de impago.

 ¿Qué es el confirming?

Es un sistema de gestión de pagos a proveedores proporcionado por entidades de  financiación que permite adelantar a estos el cobro de sus  facturas  y, de esta manera,  no tienen que esperar a que llegue la fecha de vencimiento acordada. Este servicio no  es gratuito, las  entidades de financiación  cobran una comisión y un tipo de interés de  anticipo que los proveedores tendrán que asumir si quieres adelantar el pago. Esta  comisión y tipo de interés son muy variables.

¿Qué partes intervienen en el confirming?

En esta operación intervienen tres partes también pero como hemos visto, se  relacionan de forma muy distinta.

  • Cliente: empresa que contrata los servicios de la entidad de financiación.
  • Proveedores: beneficiario del servicio de confirming.
  • Entidad de financiación: empresa que se dedica a gestionar el pago de los  recibos pendientes de la empresa emisora.

En el confirming, también encontramos los mismos tipos de modalidades que en el factoring: sin recurso o con recurso. En este caso, el riesgo de impago se puede  trasladar a la entidad de financiación o al proveedor. Veámoslo mejor:

  • Sin recurso: el riesgo de impago, que se obra a través del confirming, se  traslada al proveedor.
  • Con recurso: en esta modalidad, el riesgo de impago se traslada a la entidad  de financiación. Es decir, si el proveedor ha decidido avanzar el pago y cuando  llega la fecha de vencimiento el cliente no ha pagado, la entidad de  financiación asumirá el riesgo de impago.

Si estás pensando en gestionar de manera más efectiva tus cobros y pagos,  solo tienes que escoger la opción que se ajuste más a  las necesidades de  tu  empresa.

Fuente: Negocios y Emprendimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *