¿Sabe qué es el derecho de usufructo? No se preocupe, aquí le decimos qué es y cómo trata frente a negocios de acciones  

hipoteca El usufructo es un derecho que consiste en el gozo de un bien del cual la persona no tiene posesión, es decir, que no se es el propietario de este pero que tiene la facultad de poder disfrutarlo. Un ejemplo de esto se podría notar en el alquiler de un inmueble, por medio de un contrato de arrendamiento, el propietario concede al arrendador el derecho de usufructo, en tanto este cumpla con las obligaciones del acuerdo pactado y responda por el estado del mismo. Sin embargo, este derecho no se aplica a la negociación de acciones referida en el artículo 403 del Código de Comercio, debido a que estas tienen la liberta de ser negociables, bajo la salvedad de algunas excepciones y situaciones en las que sí lo son.

 Redacción INCP a partir de artículo publicado por Superintendencia de Sociedades

 Para mayor información, puede referirse al artículo titulado “Negociación de la prenda y usufructo de acciones” de la fuente Superintendencia de Sociedades.

 Negociación de la prenda y usufructo de acciones

 Que si al acreedor prendario no le han sido deferidos los derechos inherentes a la calidad de accionista, y se pretende dar las mismas acciones en usufructo, conservando el propietario la nuda propiedad, no habría razón de orden legal que obligue solicitar autorización al acreedor prendario para constituir un usufructo sobre las acciones mencionadas.

 Por su parte, el contrato de usufructo no comporta la negociación de acciones a que se refiere el artículo 403 del Código de Comercio. En efecto, de conformidad con la disposición invocada, las acciones son libremente negociables salvo las excepciones allí consagradas, lo cual significa que su titular puede disponer de sus acciones y de consiguiente, la persona que en tal virtud las adquiere, asume la calidad de accionista y los derechos y obligaciones inherentes a ellas.

 Una vez surtida la negociación o el traspaso de las acciones, es necesario proceder a su inscribir en el libro de registro de accionistas que lleva la compañía, el cual debe encontrarse debidamente inscrito en el registro mercantil de la Cámara de Comercio correspondiente. (Artículo 28 del Código de Comercio, modificado por el artículo 175 del Decreto 019 de 2012).

 A su turno, el usufructo es un negocio jurídico diferente, en virtud del cual no se transfiere la propiedad de las acciones, sino que de manera temporal se confieran al usufructuario todos los derechos inherentes a la calidad de accionistas, pero nunca, se reitera, se transfiere la propiedad. Son dos situaciones totalmente diferentes.

 En efecto, al tenor del artículo 823 del Código Civil se tiene: «El derecho de usufructo es un derecho real que consiste en la facultad de gozar de una cosa con cargo de conservar su forma y sustancia, y de restituirlo a su dueño, si la cosa no es fungible, o con cargo de volver igual cantidad y calidad del mismo género o de pagar su valor, si la cosa es fungible».

 Concepto 220 044806  / 23-02-2016 / Superintendencia de Sociedades

 audio-10

Fuente: Superintendencia de Sociedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *