Sueño de acciones más baratas se hace realidad en Latinoamérica

Una fantasía de los inversionistas se está haciendo realidad en América Latina: precios de acciones en alza junto con caídas en las valoraciones.

Aún después de haber subido un 24% en los últimos 12 meses, el mejor desempeño regional en los mercados emergentes, el índice de referencia de acciones latinoamericanas se negocia cerca de su menor relación precio-ganancias en 14 meses en relación con sus pares. Ello, porque los analistas están aumentando las estimaciones de beneficios para las empresas del índice más rápido que el avance de los precios.

Este optimismo es respaldado por Brasil, que representa el 60% del MSCI Emerging Markets Latin America Index. Los inversores apuestan que los costos de los préstamos en el país caerán este año al ritmo más rápido en el mundo. Las expectativas de reducción de tasas también están ganando fuerza en Chile, Colombia y Perú, debido a que la menor inflación y el alza de los precios de las materias primas dan a los bancos centrales espacio para estimular la economía.

“Estamos viendo revisiones positivas de los beneficios, la moneda se está apreciando, hay reducciones más rápidas en las tasas de interés y, con eso, hay una economía que tendrá una gran recuperación”, dijo Will Landers, quien supervisa US$2.200 millones en BlackRock Financial Management Inc., sobre Brasil. “No tienes ese impulso en ningún otro lugar”.

En Sao Paulo, la valoración del Ibovespa cayó por debajo de su promedio de cinco años esta semana, mientras el índice se dirigía hacia su primera pérdida mensual de 2017. Sin embargo, el indicador regional avanza por cuarto mes, la racha más larga desde 2009, mientras que una recuperación del precio del cobre impulsa las acciones chilenas a un máximo de cinco años y las acciones mexicanas reciben el apoyo de un peso más fuerte.

’Dirección positiva’

Landers prefiere a las empresas estatales de Brasil, incluyendo nombres del sector energético, centros comerciales y operadores de autopistas, sobre las acciones de consumo discrecional que no pueden beneficiarse inmediatamente de una recuperación gradual.

Ve que las negociaciones sobre las leyes de pensiones en Brasil se mueven en una “dirección positiva”.

Es cauteloso en cuanto a Perú, ya que el escándalo de corrupción de Odebrecht amenaza con frenar el crecimiento. “México es la gran interrogante”, dice Landers, refiriéndose a las perspectivas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El diferencial entre los ratios precio-ganancias del indicador latinoamericano y el MSCI Emerging Markets Index cayó el martes a su nivel más bajo desde enero de 2016. En términos absolutos, la valoración de la medida regional ha descendido un 11 por ciento desde octubre.

Desde comienzos de 2016, las tensiones políticas en toda América Latina han sido eclipsadas por la recuperación económica en algunos países y por un repunte de los beneficios de las empresas.

Petróleo Brasileiro SA (Petrobras), la empresa energética estatal involucrada en el escándalo de sobornos llamado Lava Jato, registró el mayor beneficio en casi dos años y una producción récord de petróleo. Latam Airlines Group SA, con sede en Santiago, volvió a obtener ganancias anuales por primera vez desde 2011, a pesar de que Chile está entrando en su cuarto año de lento crecimiento. Embraer SA desafió una desaceleración en el mercado de jet ejecutivos para reportar ganancias mejores que lo estimado.

“Para América Latina, siempre es la promesa”, dijo Tim Ghriskey, quien supervisa cerca de US$1.500 millones como director de inversiones de Solaris Asset Management en Nueva York. “Por supuesto, la promesa a menudo no se cumple, por lo que hay un poco de precaución sobre si habrá reforma política y un gobierno honesto”.

Fuente: Bloomberg Latam – Srinivasan Sivabalan, Ahmed A. Namatalla y Ben Bartenstein.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *