Por tanto, las sanciones que imponga la administración por el incumplimiento de este deber, deben ser proporcionales al daño que se genere. Si no existió daño, no puede haber sanción

Hernando Bermúdez Gómez

Tomado de CONTRAPARTIDA

Número 3840 octubre 1 de 2018

Publicación del Departamento de Ciencias Contables de la Pontificia Universidad Javeriana

Ver artículo completo>>>.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *