Triángulo de fraude del ejecutivo

La teoría del Triángulo del Fraude desarrollada por los criminólogos Donald Cressey y Edwin Sutherland, explica las razones por las que una persona puede cometer un fraude y determina tres factores que están presentes en ese momento: presión, oportunidad, y justificación o racionalización.

A partir de esta teoría y su experiencia, Laura Wagoner Downing ha presentado el concepto del Triángulo de fraude del Ejecutivo, en el que sustenta que el ejecutivo, además de los tres factores del triángulo del fraude, tiene la autoridad y poder para actuar como él/ella quiera, y esto puede implicar un comportamiento ilegal, toma de malas decisiones, engaños, y fraude.

Usando su autoridad y poder, un ejecutivo sin principios ni valores, puede sobrepasar controles internos, malgastar dineros de la organización, mentir a los auditores, falsificar documentos, ocultar información en los estados financieros, y demás comportamientos inadecuados; olvidando que su responsabilidad es actuar siempre a favor de la organización, cumpliendo con los códigos de ética y conducta. Es por esto que Wagoner ubica en el centro del triángulo de fraude un gran “YO”, rodeado de 3 elementos que promueven el fraude:

  • Codicia;
  • Orgullo y soberbia;
  • El pensamiento del derecho a merecer todo.

En primer lugar codicia, debido a que el ejecutivo puede usar su posición y autoridad para conseguir lo que quiere (dinero, estatus, titulo, y servicios); en segundo lugar orgullo y soberbia, el ejecutivo que se siente superior a los demás, y no permite que nadie lo cuestiones o descalifique. Finalmente el ejecutivo que piensa que tiene derecho a todo, que merece lo mejor, y por eso hace lo posible para obtenerlo.

Un ejecutivo que tenga este tipo de conductas y actitudes, tiene una gran probabilidad de cometer fraude, es por esto que es necesario un castigo real y apropiado para dichos comportamientos, logrando una detección y prevención del fraude. Un ejecutivo que con su ejemplo demuestra a todos los empleados los valores y principios éticos, establece un precedente en su empresa y lleva a cabo una prevención del fraude eficaz.

 Fuente: Auditool

Un comentario en “Triángulo de fraude del ejecutivo

  • el 24 abril, 2017 a las 8:14 pm
    Permalink

    Muchas gracias por el artículo, en relación a este mismo tema, los invito a dar un vistazo a un software opensource y gratuito de analítica del triángulo del fraude llamado The Fraud Explorer en https://www.thefraudexplorer.com que recoge en tiempo real las conductas de presión, oportunidad y justificación a través de la semántica y genera puntajes de propensión al fraude. Es otra manera de aplicar esta teoría para la detección y prevención del fraude.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *