Que una entidad haya proferido una decisión de reproche contra una entidad y contra alguno de sus funcionarios no significa que ya exista una prueba en contra de éstos en otro ámbito de responsabilidad