Lamentablemente los que se limitan a plantear un honorario sin leer al menos los estatutos resultan ser muchos. Nadie los castiga luego muchos los imitan.

Lamentablemente los que se limitan a plantear un honorario sin leer al menos los estatutos resultan ser muchos. Nadie los castiga luego muchos los imitan.

Hernando Bermúdez Gómez

Tomado de CONTRAPARTIDA

Número 5682 marzo 08 de 2021

Publicación del Departamento de Ciencias Contables de la Pontificia Universidad Javeriana

Ver artículo completo>>>.